Poco a poco está volviendo la normalidad a nuestras vidas y las celebrities comienzan a salir de casa para regresar al trabajo. Lucía Rivera ha sido una de las primeras a las que hemos visto delante de un photocall presentando la nueva colección de los bolsos de la firma Anekke, de la que es imagen.
Después de las espectaculares fotos en biquini junto a su madre, Blanca Romero, en la campaña de verano de Women’secret, ahora nos ha conquistado también vestida con un look muy especial.

Una vez más queda demostrado que los vestidos blancos son la prenda para este verano. No hay famosa tanto en España como fuera de nuestras fronteras que no haya caído ya rendida, y las que nos quedan seguro que muy pronto las veremos.
Pero hay vestidos blancos para todos los gustos y estilos: románticos, boho, sexys, clásicos… y el que ha elegido Lucía Rivera es uno de los más especiales y de los que más nos han gustado.

La modelo ha optado por un diseño de inspiración oriental mini con flores labradas en el mismo tono, de manga al codo, escote de pico y con botones dorados.

Los complementos

Para combinarlo se ha decantado por unos complementos muy sport que daban al conjunto un aire muy juvenil. Unas clásicas zapatillas Converse de bota, también en blanco, y un bolso bandolera de la firma que presentaba de rafia y con un original print estampado.

La naturalidad es una de las características de Lucía y su estilo fresco, el más propio para sus 22 años, también quedó reflejado en su maquillaje totalmente natural y en su melena suelta peinada con raya al medio.