Cada década, desde hace ya unos cuantos años, surge un nuevo linaje de top models; una nueva generación de supermodelos que, además de marcar tendencia y ocupar la portada de las cabeceras más importantes, consiguen convertirse en auténticas celebs. Sus vidas amorosas nos interesan, queremos saber cómo son sus casas por dentro y todo lo que hacen en su día a día acaba ocupando titulares.

A finales de los 90, Peter Lindberg retrataba a las que serían las modelos más influyentes de los 2000; convirtiendo a Cindy CrawfordClaudia SchifferNaomi Campbell y Kate Moss  en las figuras más representativas de la moda principios del siglo XXI. Esas grandes modelos ya tienen sus vidas resueltas y, aunque siguen acudiendo a los eventos más sofisticados, han dado paso a nuevas tandas de tops que, como ellas hicieron en su momento, nos han conseguido enamorar. En 2010, el ejército formado por Alessandra Ambrossio, Miranda Kerr, Adriana Lima y Candice Swanepoel logró conquistar el panorama fashionista y hoy, diez años más tarde, las modelos más famosas se apellidan Hadid, Gerber o Jenner.

Las top models más top también tienen los looks más flop

Gigi y Bella Hadid, Kendall Jenner, Kaia Gerber, Cara Delevigne o Emily Ratajkowski son algunos de los nombres más sonado en el mundo de la moda actualmente. No hay desfile importante que no cuente con su presencia y entre ellas seis se reparten todas las campañas de belleza o los shootings más relevantes de cada temporada. Hemos visto sus caras en todas las revistas; las marquesinas son su segunda casa y todo lo que se ponen, triunfa. O casi. Y es que aunque vivan rodeadas de buen gusto, glamour y elegancia, a veces sus estilismos dejan mucho que desear.

Las top models más exitosas se piensan que, por tener los cuerpos más esculturales, pueden llevar cualquier prenda. Y no es cierto. Hay prendas concretas que, por mucho que la lleve una modelo 90-60-90, nos siguen resultando espantosas; prendas demasiado avant garde que no logramos entender y que no recomendamos a nadie llevar. Hemos hecho una selección de los looks más desastrosos de las modelos más famosas del momento. Conjuntos que ni en ellas consiguen convencernos. Un despropósito fashionsita llevado por los iconos más representativos del mundo de la moda actual. Calderón de la Barca decía que la vida es sueño y nosotras, amigas, consideramos que la vida no es más que una auténtica paradoja. ¿Qué pensáis vosotras?

1Bella Hadid

Estamos seguras que sus prendas nos saldrían por un ojo de la cara y que, para hacernos por el look completo tendríamos que pedir una hipoteca a 25 años. Lo bueno es que no querríamos llevar nada de lo que ella lleva en este conjunto ni en sueños. Bella Hadid tiende a vestir como un guiri afincado en el levante y, aunque aún no se ha hecho con la camiseta de «Mis papás que me quieren mucho me han traído este souvenir de Benidorm», no nos cabe duda de que le chiflaría.

2Gigi Hadid

La mayor de las hermanas Hadid a veces se pasa de moderna. Aunque es cierto que suele ser más elegante que Bella, Gigi tiende en ocasiones a innovar demasiado, creando looks dignos del esperpento menos literario. Este saco de patatas de inspiración gótica lo deja más que claro.

3Kaia Gerber

Cuando dice de ir guapa, sus street styles nos enamoran. Sin embargo, cuando se deja guiar por la vagancia, se convierte en esta especie de adolescente rebelde que no le quiere dirigir la palabra a sus padres. Con gorro de lana, gafas de sol, sudadera oversize, leggings y zapatillas, cualquiera diría que su madre es la mismísima Cindy Crawford.

4Kendall Jenner

No sabemos por qué pero últimamente la hermana de Kim Kardashian  ha decidido ir hecha un cuadro. Suponemos que el motivo debe ser que, sin ella, las prendas más feas del mercado jamás saldrían a la calle y que solamente ella puede medio defender tales harapos. No encontramos otra explicación a por qué la joven se pondría este vestido tan horrendo.

5Cara Delevigne

A pesar de ser una de las mujeres más guapas del mundo (o quizás por ese preciso motivo), la actriz y modelo no piensa demasiado en su aspecto físico a la hora de salir a la calle. No hay más que ver este look para darse cuenta.

6Kate Moss

Todo apunta a que la top que marcó toda una época quiere volver a marcar tendencia este 2020. Aunque parece que quiera hacerlo entre octogenarias. Si no, no hay quién entienda este despropósito. Las prendas de manera individual no están nada mal, es el conjunto, la forma de llevarlas y combinarlas lo que hacen que la modelo se convierta en la vieja del visillo 2.0. Queremos que nos guste pero nos es físicamente imposible.

7Alessandra Ambrossio

Va cómoda. Muy cómoda. Quizás, sorprendentemente cómoda para llevar un estilismo tan sumamente desastroso. El estampado tie-dye se lleva, de eso no hay duda, pero hay formas y formas de lucirlo. Y no, el modo en el que la modelo brasileña ha decidido llevarlo no es, ni por asomo, el mejor.

8Emily Ratajkowski

Siempre va divina, sus street styles por las calles de Nueva York suelen colarse entre las mejores elecciones de cada semana pero este último look es todo un sin sentido. Con una camisa robada del backstage de Amar es para siempre y llevada de la forma más sexy; unos pantalones Action Man; y unos ugly shoes más ugly que de costumbre, la modelo no consigue convencernos con este look. Una lástima.