Ha estado perfecta en todos sus looks caseros durante la cuarentena, también eligió los mejores estilismos en sus primeras salidas con sus amigos, y ahora, Tamara Falcó también nos muestra el outfit más efectivo para ir a trabajar. La marquesa de Griñón (aunque como ella misma asegura no podrá llevar el título hasta que el rey Felipe VI lo decida) ha comenzado las grabaciones de su nuevo programa en TVE Cocina al punto con Peña y Tamara, y el primer estilismo que ha elegido nos demuestra que se ha convertido en todo un referente de estilo.
Sin complicarse la vida, pero perfecta, la hija de Isabel Preysler sabe que los básicos y las combinaciones más clásicas son siempre un acierto seguro. Y que a ellos debemos acudir siempre que no queramos fallar.

La diseñadora recurrió a la combinación del blanco y negro que seguro todas tenemos en nuestro armario. Lució un pantalón vaquero negro recto de cintura alta con el bajo deshilachado y una camisa blanca con detalles dorado, y volvió a triunfar.

Una blusa ideal

La blusa era lo más especial de su look, con escote redondo, escote de pico y manga ligeramente abullonada rematada en un puño. También nos encantan los apliques dorados bordados que salpicaban toda la prenda.

Además, Tamara recurrió a unos complementos clásicos. Unas sandalias de tiras en tono maquillaje de tacón medio y una bolso bombonera que combinaba la rafia con el cuero, sin duda el mejor modelo para acompañar los looks de verano.

Con la pertinente mascarilla puesta, la diseñadora nos dejó ver el maquillaje más intenso de lo normal para un look de día, pero propio para un programa de televisión, enfatizando en los ojos, con sombras marrones, eyeliner muy marcado y máscara de pestañas.