CUALQUIER dolor de cabeza no tiene por qué ser una migraña. Aunque se puedan confundir fácilmente, exis- ten varias diferencias entre un dolor de cabeza y una migraña. En España un 12% de la población padece de migrañas, de las cuales un 2% son crónicas.

DIFERENCIAS

La principal diferencia entre ambas dolencias, es que un dolor de cabeza no es un dolor pulsátil, como lo es la migraña, que se produce debido a la presión ejercida contra el nervio trigémino, el cual tiene una parte de las funciones motoras y sensitivas. Por ello, las mi- grañas pueden afectar a dis- tintas partes de nuestro
sistema, provocando náu- seas, vómitos o fotosensibi- lidad, impidiendo el desarrollo normal de nues- tra rutina, mientras que una cefalea no afecta a nuestro día día.

Por si no lo sabías, última- mente se ha descubierto que las migrañas no solo se producen dentro del crá- neo, sino que pueden ha- cerlo fuera de él.

El dolor se genera por la presión en los llamadospuntos gatillos, donde el ner- vio trigémino está siendo sometido a una presión, que puede ser ejercida por varios resposables, por ejemplo un músculo, una ar- teria, un hueso o un ten- dón.

HAY CUATRO TIPOS

Existen 4 tipos diferentes de dolores, zonas y nervios
comprimidos que determi- nan el tipo de migraña que se sufre.

La migraña frontal

Es un nervio comprimido por un músculo. Comienza a doler en la parte trasera de los ojos y viaja a través del cuero cabelludo hasta arriba de la cabeza, produ- ciendo un intenso dolor.

Migrañas temporales

Dentro de este tipo existen dos subtipos. La mi- graña auriculotemporal. Esta migraña se produce por la compresión del ner- vio auriculotemporal, por parte de una arteria. El foco de dolor se concentra en la parte superior del oído.
El segundo subtipo es la migraña cigomática tempo- ral, que se diferencia de la anterior en que la rama está siendo comprimida por los músculos tempora- les situados a los lados del cráneo.

Occipital.

El foco de dolor se sitúa entre el cráneo y el cuello.Viaja hacia arriba, desde el cuello hacia la parte de arriba de la cabeza, similar a las mi- grañas cervicales. En esta modalidad, el nervio occipi- tal está comprimido por un músculo situado en el cue- llo llamado semiespinosis cer vical.

Migraña rinogénica.

Se desarrolla en la zona nasal, en el tabique, el cual está tocando los cornetes nasales.

Qué medicamentos tomar

El tratamiento por excelencia es la ingesta de fárma- cos, pero recordemos que
la migraña no se puede curar con medicamentos, estos lo que consiguen es mitigar o reducir el dolor durante el ataque.

Los más usados para paliar el dolor durante la crisis son los analgésicos, como el paracetamol, antiinflamato- rios, como el ibuprofeno y el naproxeno, y los conoci- dos como triptanes, que emplean serotonina para que disminuya la dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro reduciendo la pre- sión que provoca la mi- graña.

Tratamiento con Botox

Este tratamiento descu- bierto por casualidad, con- siste en inyectar bótox de modo subcutáneo o intra- muscular, poco profundo, con una pequeña aguja. Suele inyectarse en los mús- culos de la frente, del cuero

La migraña

sobre todo en su forma cró- nica, afecta mucho a la cali- dad de vida de los pacientes, lo que incrementa las posibilidades de que estos su- fran depresión, ansiedad, tras- tornos respira- torios… A pesar de ello un 25% de los pacientes nunca han con- sultado su pro- blema con el médico o aban- dona el seguimiento.

Ojo con las pantallas

En una sociedad moderna, es imposible no utilizar du- rante el día el ordenador, ya sea para trabajar o para el ocio. El esfuerzo visual y las pantallas, son enemigos directos que pueden provo- car la migraña.

Se debe descansar 5 minutos por cada hora que usamos el dispositivo, la pantalla debe estar limpia para evitar reflejos o pérdida de contraste y, sobre todo, hemos de mantener una distancia prudencial.