Otro importante acontecimiento que se ha cobrado la pandemia de coronavirus es el viaje que los Reyes Felipe y Letizia iban a realizar a Estados Unidos el próximo 21 de abril, donde iban a ser recibidos por el presidente Donald Trump y su mujer, Melania. Ya no podremos vivir el duelo de estilo que ambas damas protagonizaron en su último encuentro en la Casa Blanca, en junio de 2018.

El ministerio de Asuntos Exteriores lo comunicaba así: «Con el objetivo de permitir que los Estados Unidos y España continúen dedicando todos sus recursos y atención a la respuesta al COVID-19, se ha pospuesto la visita de Sus Majestades el Rey Felipe VI y la Reina Letizia a la Casa Blanca, prevista para el 21 de abril. El presidente Donald Trump y la Primera Dama Melania Trump esperan poder acoger a Sus Majestades en los Estados Unidos próximamente. Los Estados Unidos continuarán trabajando con España y con el resto de sus socios europeos para minimizar el impacto de la pandemia del COVID-19″.

Agenda cancelada

El pasado 11 de marzo fue el último acto en la agenda de la Reina, al acudir junto al Rey en París al acto oficial europeo por las Víctimas del Terrorismo. Un acto que presidieron junto al presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su esposa, Brigitte. Un día después  se conocía que la ministra de Igualdad, Irene Montero, había dado positivo en coronavirus, por lo que Letizia también se sometió a las pruebas, ya que había estado con ella solo unos días antes. El resultado fue negativo, pero debe permanecer en cuarentena.

El primer viaje al extranjero de este año de los Reyes ha tenido que ser pospuesto hasta una fecha que encaje en las agendas de los respectivos mandatarios. Iba a ser la primera oportunidad en este 2020 para ver el despliegue de vestuario de nuestra Reina y, además, con «una rival» de altura como la Primera Dama estadounidense.
Letizia es la mejor embajadora de nuestro país siempre que viaja al extranjero. Así lo ha demostrado a lo largo de sus años como Princesa de Asturias y, ya desde 2014, como Soberana.

En el 2019 lo pudimos comprobar en varias ocasiones y en escenarios donde no lo tenía demasiado fácil. Porque Letizia tuvo que encontrarse con Juliana Awada, la que era primera dama argentina y una de las mujeres más elegantes, o con Kate Middleton. Y en todas las ocasiones salió airosa. Incluso en la ceremonia de entronización del emperador de Japón a la que asistieron todas las casas reinantes, ella fue una de las  más elegantes.

Esperando a que retome de nuevo su agenda oficial, nosotras hacemos un repaso de los mejores looks que ha lucido durante sus viajes al extranjero en 2019.

1Viaje a Marruecos, de Felipe Varela

El primer viaje al extranjero de 2019 fue en febrero a Marruecos. De todos sus looks nos quedamos con el que lució durante la cena de gala en el Palacio Real de Rabat. Un sencillo vestido blanco con una túnica bordada con incrustaciones que simulaban creaciones flores, inspirado en los caftanes del país, de Felipe Varela. Como complementos unas sandalias joya de Magrit y un bolso metalizado de Felipe Varela. Como única joyas apostó por unos pendientes de brillantes que pertenecen a la colección de las llamadas «joyas de pasar».

2En Argentina, de Carolina Herrera

En la visita a Argentina tenía que «enfrentarse» a Juliana Awada, la que entonces era la Primera Dama del país, y considerada una de las mujeres más elegantes. Pero Letizia nos dejó impresionadas en la cena de gala en el Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires con un vestido de Carolina Herrera. Un diseño midi de tirantes y falda de vuelo cuajado de apliques dorados y perlas en forma de flor y adornado en la cintura con dos finas cintas rematadas en dos pequeños lazos. Lo combinó con sandalias doradas de Jimmy Choo y un clutch a juego, también de Carolina Herrera. 

 

 

3En Argentina, de Roberto Torretta

Del mismo viaje, realizado en el mes de marzo, también tenemos que destacar este vestido midi rojo de silueta recta y escote palabra de honor con un original detalle en forma de volante en el pecho, firmado por Roberto Torretta. Un diseño que pertenecía a la colección Primavera Verano 2016 y que fue reeditado en exclusiva para ella. La Reina unía la moda española con un guiño al país anfitrión ya que Torretta aunque lleva afincado en nuestro país mucho años nació en Argentina.

4En Inglaterra, de Carolina Herrera

La Reina viajó en solitario a Londre para inaugurar junto al príncipe Carlos de Inglaterra la exposición «Sorolla: maestro español de la luz», en la National Gallery. Volvió a confiar en Carolina Herrera para su perfecto vestido midi de impactante estampado de flores en tonos azules, verdes y naranjas, que combinó con un bolso satinado de Felipe Varela, unos salones azul marino de Nina Ricci. Los pendientes eran los brillantes y aguamarinas de Bvlgari.

5En Mozambique, de Pedro del Hierro

En las visitas de marcado carácter solidario como la que realizó a Mozambique en abril su vestuario es mucho más relajado. Pero para el almuerzo en al Palacio de Ponta Vermelha junto al presidente del país, Felipe Nyussi, y su esposa, la Primera Dama Isaura, en Maputo, eligió un vestido azul cielo de estilo camisero con manga larga y bajo asimétrico, de Pedro del Hierro, que nos gusta mucho. Lo combinó con sandalias destalonadas, de Carolina Herrera, y cartera en doble textura, de piel y pitón, de Magrit.

6En Inglaterra, de Cherubina

En junio los Reyes viajaron a Londres donde la reina Isabel II invistió al rey Felipe Caballero de la Orden de la Jarretera. Letizia eligió un elegante vestido de cóctel satinado en blanco y negro, con cuello perkins y mangas abullonadas, de la firma sevillana Cherubina. Lo combinó con un clutch de Jimmy Choo y unos salones negros, de Manolo Blahnik. Y no le faltó el toque british luciendo un magnífico tocado de plumas de oca y flores, también de Cherubina.

7En Japón, de Carolina Herrera

En la ceremonia de entronización del emperador Naruhito deslumbró con un maravilloso vestido de Carolina Herrera hecho a medida, en color fucsia, media manga, falda con volumen, cuello redondo, con flores bordadas en blanco y plata. Lo combinó con un clutch en fucsia de la misma marca.
Como requería la ocasión el despligue de joyas también era espectacular. La tiara Flor de Lis, creada por la joyería Ansorena, los pendientes de chatones de brillantes que pertenecieron a la misma reina las «pulseras gemelas» de Cartier, un broche art decó en forma de flor de Lis. Todas ellas pertenecientes a la colección de las llamadas «joyas de pasar» que reunió la reina Victoria Eugenia para que se transmitieran de una soberana a otra.

.

8En Corea del Sur, de Temperley London

Tras Japón los Reyes viajaron a Corea del Sur y en la cena de gala Letizia sorprendió con un vestido de Temperley London. Un diseño en rosa crepé con bordados geométricos y de flores, manga francesa ligeramente abullonada, y falso escote palabra de honor, de una de las firmas preferidas de Kate Middleton.

9En Cuba, de Nina Ricci

El último viaje al extranjero de 2019 fue la histórica visita a Cuba en noviembre. Para la  recepción a los españoles residentes en el país caribeño celebrada en el Gran Teatro de La Habana, Letizia estrenó un vestido midi plisado verde menta, de Nina Ricci, acompañado por cartera y zapatos en el mismo tono, de Magrit.

 

10En Cuba, de Maje

Los Reyes fueron los anfitriones de la cena de la retribución en el Palacio de los Capitanes Generales, en La Habana. Para ella Letizia estrenó un vestido camisero de organza de manga larga, de Maje, la firma francesa que se ha convertido en una de sus preferidas. Lo combinó con los zapatos de ante rosa y vinilo, de Steve Madden.

11Letizia y Melania Trump

El nuevo encuentro entre Letizia y Melania Trump tendrá que esperar. El primero tuvo lugar en junio de 2018 y para aquella ocasión la Reina lució un vestido lápiz rosa de Michael Kors (que curiosamente Melania ya había llevado previamente pero en azul) y la Primera Dama de los EE.UU. un vestido estampado de Valentino.