De peor a mejor, todos los looks de Letizia en los Premios Princesa de Asturias

Ya está aquí uno de los momentos más importantes en la agenda de los Reyes, la entrega de los Premios Princesa de Asturias. Primero como Princesa, y desde 2014 como Reina, Letizia vive en su tierra natal este acto con gran emoción y entregada a los ovetenses que salen a la calle para vitorearla.
Pero aquí estamos para hablar de su estilismo, y también en este terreno Letizia busca deslumbrar edición tras edición. En todos estos años se ha mantenido fiel a Felipe Varela, aunque no siempre ha acertado con sus elecciones.
Hacemos un ranking, del peor al mejor, con todos los modelos que ha paseado por la alfombra azul del teatro Campoamor de Oviedo, en la solemne entrega de los Premios Princesa de Asturias.

1313- Blanco y brillante (2007)

Sin duda el peor de todos sus estilismos a lo largo de estos años. El vestido blanco de encaje rematado en blondas, combinado con una chaquetilla corta con vuelo y manga ancha y lo que es peor, las medias blancas brillantes. Si a todo lo anterior sumamos los peep-toes dorados con plataforma el resultado final es de lo más fallido.

1212- Abrigo y vestido (2006)

En 2005 no pudo acudir porque estaba en la recta final de su primer embarazo(Leonor nació solo una semana después de la entrega de los Premios), y en su vuelta a Oviedo optó por la combinación de vestido y abrigo, que tanto usó por aquella época.

1111- Bailarina (2013)

Un vestido de gasa y bordados de lentejuelas, muy en el estilo de las patinadoras sobre hielo, no está entre los más favorecedores. Su moño despeinado nos deja claro que antes de la llegada de Meghan Markle, la reina ya era fan de este peinado.

1010-  Muy severa (2004)

Fue su debut en los Premios, antes llamados Príncipe de Asturias, y quizás sobrepasada por el momento eligió un look excesivamente serio… Sobre todo para sus 32 años. En color champán, el abrigo, falda y blusa con gran lazada, unido a su recogido, no fue una elección demasiado acertada.

99- Demasiado ajustada (2014)

Fueron sus primeros Premios como Reina. El vestido de línea lápiz de manga francesa bordado en azul y negro marcaba excesivamente su silueta (por otra parte perfecta). Lo mejor, sin duda, los pendientes de brillantes y topacios de Bvlgari, que la firma italiana le regaló con motivo del nacimiento de su hija Leonor.

88- Blanco y negro (2012)

El top con manga al codo y bordado con paillettes, sobre una falda de gasa blanca le hacía una silueta  un poco de muñeca. El peinado fue lo mejor, con raya al lado y ondulado, muy hollywoodiense, en el que se colocó una horquilla joya de Pablo y Mayaya.

77- Con rebeca (2009)

El vestido totalmente bordado nos gusta, pero no combinado con la rebeca (sobre todo por la solemnidad del acto) y con los salones de plataforma. Tampoco tuvo su mejor día en el tema beauty.

66- Transparencias (2011)

Vestido con cuerpo semitransparente, falda en A y apliques florales bordados, un cambio en el tipo de vestidos a los que nos tenía acostumbrados. El moño ahuecado y voluminoso le hacía un poco mayor.

55-Vestido de guipur (2008)

Fue el año de su gran cambio. En agosto se había sometido a su operación de nariz y comenzó a hacerse sus primeros tratamientos estéticos. Su vestido de guipur fue un modelo muy adecuado para estos nuevos tiempos. El fallo en este caso estaba en los pies, con sus peep-toes con flor.

44- Vestido bordado

Podría estar incluso en mejor posición porque este vestido nude con bordados de pedrería en negro es perfecto. Sin embargo, pronto surgieron las comparaciones con un vestido de Oscar de la Renta, que había lucido Nicole Kidman. Completó el look con los pendientes de Grisogono, de diamantes negros en forma de lágrima.

33-Con las llamadas “joyas de pasar”

Un look deslumbrante a primer golpe de vista. Letizia estaba espectacular con este vestido con la falda confeccionada con una sucesión de volantes en degradé, pasando del negro, gris y blanco. Lo más significativo fue que por primera vez lució una de las “joyas de pasar” legadas por la Reina Victoria Eugenia para las futuras Reinas de España. Un collar de perlas, adaptado al cuello redondo del escote.
Posteriormente el modelo suscitó muchos comentarios al compararla incluso ¡con la bailarina del Whatsapp!

22- Oriente (2017)

La Reina acertó con este modelo de clara inspiración oriental. El diseño estaba confeccionado en georgette de seda blanco y bordado en hilo negro con flores, garzas y el símbolo de la longuevidad, en un claro guiño al Lejano Oriente, y un fajín marcando la cintura. En movimiento se podía apreciar el efecto can-can de la falda.
El moño también era ideal, al igual que las joyas: los pendientes de diamantes negros de Grisogono, y el brazalete Art Decó de Cartier, en oro blanco y diamantes. 

11- Azabache (2010)

El mejor look es este vestido de  manga al codo, con cuerpo ajustado y falda de vuelo, totalmente bordado de azabache, una piedra muy asturiana y un claro homenaje a su tierra. Los zapatos coordinados encajaban muy bien con el estilismo.
Ese año sorprendió con su coleta alta, sencilla pero a la vez totalmente favorecedora.