Ya es la segunda vez este año que la pareja formada por el actor Orlando Bloom y la cantante Katy Perry han tenido que posponer la fecha de su enlace. La primera fue en septiembre, y la segunda este mismo mes de diciembre. Se comprometieron el pasado mes de febrero después de tres años juntos, pero tendremos que esperar un poco más para que puedan darse el ‘sí quiero’.

Diversas fuentes cercanas a su entorno han declarado que los artistas no han sido capaces de organizar su agenda para compaginar sus compromisos profesionales y los preparativos del enlace. Por esta razón, han decidido posponerla a primeros de año, rumoreándose que podría ser el día de los enamorados, el 14 de febrero, la fecha señalada, coincidiendo con el día en que Orlando le pidió matrimonio a Katy.

¿Hay alguna primicia sobre la boda?

La pareja todavía no ha desvelado nada acerca del aplazamiento de la boda, pero lo que sí sabemos, es que quieren celebrar dos bodas. “Cambiaron la fecha debido a la ubicación que desean. Tendrán una fiesta de bodas local, y la otra será una fiesta de bodas en otro destino”, aseguró dicha fuente a este medio.

Ellos mismos dieron la noticia de la boda a través de sus redes sociales, donde Katy lucía el precioso anillo en forma de flor que le regaló Orlando. En cambio, otra fuente aseguró las intenciones de los artistas: “Querían casarse lo antes posible, pero les ha resultado imposible sacar el suficiente tiempo libre para planificarlo por completo. En un principio la boda iba a ser en septiembre, pero en verano decidieron moverla al mes de diciembre. Ahora tendrá que celebrarse poco después de la llegada del año nuevo”.

En cualquiera de los casos, la pareja no ha renunciado a su ilusión de celebrar dos bodas para poder reunir a todos sus familiares y seres queridos. También confesó otra fuente cercana a los artistas la siguiente información sobre el aplazamiento de la ceremonia: “Han tenido que posponerla de nuevo porque Katy tiene ideas muy ambiciosas sobre cómo y dónde se deben hacer las cosas”.

También añadió que: “La lista de invitados ya está confeccionada y muchos de los detalles más laboriosos de la decoración y demás aspectos de la boda. Están deseando tenerlo preparado todo cuanto antes porque les entusiasma la idea de convertirse en marido y mujer”.

Así que tendremos que esperar un poco más para ver a Katy Perry y a Orlando Bloom en el día de su boda, ese evento tan especial que convertirá por fin a la cantante y al actor en la señora y el señor Bloom.