La dieta vegana no es solo una forma de alimentación saludable, sino que también es un estilo de vida. En su esencia, el veganismo busca encontrar el bienestar y la salud de las personas a la vez que se procesa un profundo respeto tanto a los animales como al medio ambiente.

¿EN QUÉ CONSISTE?
En una dieta vegana no se admite ningún alimento de origen animal y tampoco ningún subproducto que haya sido obtenido a partir de él, como lácteos, queso, yogur, miel, etc… También, el veganismo rechaza usar prendas de vestir o artículos elaborados con productos animales como la lana o determinados jabones y cosméticos.

¿POR QUÉ ESTÁ DE MODA?
Uno de los argumentos de los defensores de este tipo de alimentación es que cada vez hay más estudios que relacionan el consumo de grasa animal con las enfermedades cardiovasculares. Además, por lo general, todos aquellos que siguen una dieta vegana buscan mejorar su salud, proteger al medioambiente y respetar a todos los animales.

BENEFICIOS
Algunos de los beneficios que aporta la dieta vegana es que se puede reducir el riesgo de sufrir presión arterial alta, diabetes de tipo 2, determinados tipos de cáncer y algunas enfermedades cardíacas. De hecho, al huir de muchos de los elementos químicos poco saludables que se pueden encontrar en los alimentos de origen animal, se reduce el colesterol y las grasas saturadas prácticamente en su totalidad. Además, la dieta vegana, gracias a su gran aporte de fibra, fomenta el movimiento intestinal y ayuda a conseguir regularidad.

 

REGLAS CLAVE DE LA DIETA

 

 

Consume ácidos grasos Omega 3
El omega 3 está contenido principalmente en las carnes blancas del pescado, el cual está prohibido en una dieta vegana. Sin embargo, hay alternativas, como por ejemplo, el aceite de oliva extra virgen, que es una gran fuente de este ácido graso. Puedes incluirlo en tu desayuno de cada día untando las tostadas junto con un poco de tomate natural.

Disminuye las grasas
Al llevar una alimentación vegana, el cuerpo absorberá con mayor facilidad las grasas. Por lo que debes consumirlas con extrema moderación. Si recurres a ellas, que sean grasas buenas, como el aguacate o los frutos secos. El chocolate, la bollería y los dulces déjalos para ocasiones especiales.

Necesitas suplementos alimenticios
Ser vegano significa no consumir ningún tipo de alimento de origen animal, por lo que es necesario complementar esta alimentación con vitaminas. Es importante que recurras a suplementos para contar siempre con vitamina B12. Ésta es esencial para el sistema nervioso y todas las funciones de las células, ya que ayuda a la formación de glóbulos rojos y a la regeneración de los tejidos. También es importante tener en cuenta el aporte de calcio, hierro y zinc. Antes de comenzar la dieta consulta con tu médico o farmacéutico para que te aconseje.

Los frutos secos, el tofu y las legumbres son los alimentos imprescindibles para un aporte equilibrado de proteínas, calcio, minerales, fibra, hierro y vitaminas del grupo B

DESVENTAJAS

  • Una forma de vida tan estricta como la vegana requiere prestar una atención muy cuidadosa a la alimentación y procurar que esta sea lo más equilibrada posible. Aunque se coman frutas y verduras, una persona vegana está en riesgo de no aportarle a su cuerpo la suficiente cantidad de vitaminas y minerales que se pueden encontrar en los productos de origen animal.
  • Es muy importante prestar atención a posibles signos que denoten una falta de nutrientes y vitaminas. Las señales que el cuerpo humano llega a emitir por problemas de nutrición se suelen dar en forma de cambios en el cabello, la piel o en el peso. Cualquier mensaje de alerta será un motivo suficiente para acudir al médico.