El kimono es una de las prendas más curiosas, llamativas y versátiles que existen. Tener una en nuestro armario nos ofrece un sinfín de posibilidades. Como pieza de lencería, dará vida a nuestras noches más apasionadas; como pijama nos ayudará a estar cómodas por casa; con unos vaqueros formará el conjunto perfecto para tu día a día y con una vestido y unos buenos tacones te coronará como la mejor vestida de la fiesta. Es una prenda tan sumamente eficaz que nos puede acompañar en casi cualquier ocasión. Puede ir contigo el viernes al trabajo, el sábado puede ayudarte a conformar tu look más arreglado y el domingo por la mañana se convertirá es tu compañera de resaca. Una pieza todoterreno que necesitas ahora más que nunca.

En un primer momento, cuando comenzaron a popularizarse en Japón, los kimonos se elaboraban de materiales rústicos, poco gustosos. Nada que ver con lo que vestimos ahora. Sin embargo, y gracias a la fuerte influencia de China, se comenzó a utilizar la seda para confeccionar estas piezas. Satinada, fresca y elegante, conseguía que los kimonos tuvieran un aspecto mucho más exquisito y elevado. Una percepción que nos ha llegado hasta la actualizad y que ha conseguido enamorar ya a muchas de nosotras. Cada temporada primavera verano los kimonos se convierten en tendencia, triunfan entre todas las it girls del momento y conforman espectaculares looks. Motivos más que suficientes para que añadas uno a tu armario.

De Asia a tu armario

Aunque algo diferente a como lo conocemos hoy en día, el kimono ya existía en la antigua China hace más del 3.000 años. Se le conocía como hanfu (汉服), que viene a significar algo así como «ropa de la etnia Han». Un traje tradicional chino que influenció fuertemente a la vestimenta de otros países. Así, en Corea surgió el hanbok y en Japón se comenzó a llevar el kimono, la prenda que actualmente conocemos y que vemos a la venta en todas las tiendas de streetwear y moda lencera. En japonés, que tampoco se complicaron mucho la vida para nombrar a esta pieza, kimono viene a significar «cosa para vestir». Y es que para qué darle más vueltas cuando básicamente es esa su función. Un kimono es una prenda que lucir y que llevar en cualquier momento. Si los japones lo tenían claro allá por el siglo V, ¿no lo vas a aceptar tú? Para ponértelo aún más fácil, te hemos hecho una selección de nuestros favoritos. De todos los precios, tejidos y largos. Hazte con uno y no te arrepentirás.

1Cream

De largo midi y con uno de los estampados más bonitos que hemos visto en mucho tiempo, este kimono de manga francesa es perfecto para el día a día pero también para pasearte por casa. Lo puedes encontrar en Zalando por 79,95€.

2Mango

Si buscas un kimono más elegante que este, no lo encontrarás. De terciopelo negro con flores bordadas en hilo plateado, a modo de caftán, puede ser tuyo por 59,99€.

3Rituals

Cuesta 99,90€ y es tan cómodo como envolvente y bonito. Su silueta cruzada clásica con bolsillos laterales y su increíble estampado tie-dye hacen que se convierta en uno de nuestros favoritos.

4Intimissimi

Dijimos que era una selección de lo más variada y no mentíamos. Este kimono de corte crop elaborado en mezclilla no nos puede parecer más original. Rebajado a más del 60%, tiene un precio de 14,97€.

5H&M

Sencillo pero sumamente sensual. Este kimono de satén azul claro tiene todo lo que necesitas para pasar estos días en casa. ¿Su precio? 19,99€.

6Find

Disponible en diferentes estampados, este kimono es la viva imagen de lo que llevaría una auténtica geisha. Su precio es tan maravilloso como su estampado: cuesta 49€ y lo puedes comprar en este enlace con tan solo un clic.

7Etam

Con un estampado de lo más llamativo y veraniego, este kimono de satén dará un toque de color en los días más grises. ¿Te atreves? Añádelo a tu carrito por 39,99€.

8Desigual

Con bajo con flecos y de estilo hippie y casual, este kimono tan bonito tiene un precio de 89,95€. ¡No esperes más!