Tener referentes de estilo es completamente normal. De hecho, es prácticamente imprescindible si quieres vestir a la moda y saber llevar las tendencias de cada temporada. Seguir los pasos de tus celebrities favoritas e intentar imitar y adaptar sus estilismos es algo que hacemos todas. Sin embargo, la línea que separa la inspiración del plagio es muy fina. Igual de fina que la que separa el amor de la obsesión. «Oh, no es amor, lo que tú sientes se llama obsesión» cantaban a ritmo de reguetón el grupo Aventura. La exitosa canción sonó en todas las radios allá por 2002 pero ahora cobra más sentido que nunca si, al escucharla, pensamos en Kim Kardashian. Y no, no nos hemos vuelto locas. Nos referimos a la auténtica fijación que la empresaria y personalidad estadounidense tiene con Naomi Campbell. No hay duda, está obsesionada.

Kim Kardashian ha copiado, de manera literal, todos y cada uno de los looks más icónicos de la supermodelo. ¡Y no se corta un pelo! Desde conjuntos vintage de Versace hasta los vestidos más sorprendentes y sexys de Azzedine Alaïa o Thierry Mugler, Campbell ha servido como musa de la Kardashian en decenas de ocasiones. Lo verdaderamente sorprendente es que lo lleva haciendo años. Ropa, accesorios, calzado, peinado y pose, no hay detalle que se le escape a la esposa de Kanye West. Ella ha estudiado de arriba a abajo todos los modelitos de la polémica modelo y los replica al milímetro. ¿Es Naomi Campbell su referente de estilo o está verdaderamente obsesionada con ser como ella? Ni somos psicólogas ni lo pretendemos pero lo cierto es que la situación es un tanto extrema. Leave Naomi alone!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Kim sweetie

Una publicación compartida de Naomi Campbell (Fanpage)👑👠 (@naomicampbellonline) el

Amistad y admiración

Aunque resulte extraño y algo perturbador, la realidad es que la modelo y la empresaria son amigas desde hace años. Las dos, como iconos de moda que son, han coincidido en multitud de eventos fashionistas y siempre que se ven suelen sacarse una foto o una buena selfie para inmortalizar el momento. Ambas no tienen más que palabras bonitas sobre la otra. El fenómeno fan se ha convertido en una gran amistad. «Ella y yo hemos hablado del tema y nos hemos reído de que se haya convertido en algo tan importante. Yo siempre he sido clara y he dicho que ella es mi musa. Es una de las personas más espectaculares e icónicas del mundo de la moda y de la belleza» confesaba la estadounidense en una entrevista en la revista People. Razón no le falta.

Amor u obsesión. Amistad o admiración. Inspiración o plagio. Llámalo como quieras porque ambas opciones son igual de válidas. Kardashian o Campbell. Original o copia. Analiza y observa sus looks para decidir cuál de ellos te gusta más. No es cuestión de comparar pero… ¡en este caso es imposible! Desliza a través del botón de la derecha de cada foto para poder ver todas las ocasiones en las que Kim Kardashian quiso ser como Naomi Campbell. Nos gustan las dos pero siempre valoraremos más la originalidad. ¿Qué pensáis vosotras?