Después de estar los meses pasados confinados en la casa de Nortfolk realizando teletrabajo a través de videollamadas, el príncipe Guillermo y Kate Middleton han vuelto a protagonizar un acto público, en esta ocasión para visitar el Queen Elizabeth Hospital, en la ciudad King’s Lynn del condado de Norfolk, como parte de las celebraciones por el 72 aniversario del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido y para agradecer al personal sanitario la labor realizada durante la crisis sanitaria. Los duques de Cambridge incluso tomaron con ellos el tradicional té.

De nuevo Kate volvió a acaparar todas las miradas con su perfecto estilismo, protagonizado por un vestido midi camisero con estampado geométrico en tonos azules, con el cuello de camisa y los puños en blanco y un cinturón de la misma tela para marcar la figura. Es un diseño de la firma Beulah London y se une a la colección de vestidos ideales que tiene la futura reina de Inglaterra en su vestidor. El look lo completó con unos clásicos salones también en azul.

La elección del color de su estilismo guardaba un significado muy especial, ya que es el color del Nacional Servicio de Salud.

Kate Middleton más natural y juvenil

Aunque en esta ocasión del look de la duquesa de Cambridge nos llamó más la atención su peinado. Y es que la reina Letizia ha creado moda. Durante la gira que está realizando por España, la Reina ha lucido siempre una coleta media, que le da una imagen mucho más fresca y juvenil, además de ser el peinado más cómodo. Kate ha seguido su ejemplo y la hemos visto con el mismo look, una cola media con ligero volumen y efecto despeinado, que también a ella le favorece especialmente.
¿Estamos ante el nuevo peinado royal?

Para rematar su estilismo tan natural, optó por un maquillaje muy suave, y como joyas, unos sencillos pendientes de oro amarillo, brillantes y nácar, de la firma firma Patrick Mavros.