Ya hemos dejado atrás el frío invierno y la primera en mostrarnos que los looks de primavera ya invaden la calle ha sido Karlie Kloss. La modelo nos he dejado el primer gran estilismo de estas fechas, y lo que es todavía mejor, muy fácil de imitar. Clásico, pero a la vez vibrante, porque con solo dos piezas básicas de fondo de armario ha conseguido que nos enamoremos inmediatamente.
¿Quién no tiene en su armario una camisa blanca de estilo masculino? Pues la respuesta seguro que es «todo el mundo» porque sin ella no podemos vivir. Es en la segunda prenda donde la cosa se complica un poco… pero no demasiado.

Karlie Kloss paseó por Nueva York precisamente con la clásica camisa blanca con los puños remangados (una forma de llevarla que también le gusta mucho a la reina Letizia). Pero ha sido ese pantalón verde manzana el que ha conseguido formar un look 10. Un diseño también clásico de corte recto, cintura media y tobillero, que es otro básico, y pesar del color tan marcado jamás pasará de moda. Lo combinó con unos zapatos destalonados kitty heels y un shopping bag de piel, de Christian Dior, todo en negro. Su bolso es el modelo Dior Book Tote en piel de becerro y tiene un precio de 2.200 euros.

Model Karlie Kloss in New York City.

Y además del look, también nos he encantado que la modelo haya utilizado su bolso como bolsa de la compra para meter sus galletas. Ya sabes si pasas por el supermercado al salir de la oficina para una compra de última hora y no llevas tus bolsas de tela, la solución de Karlie es la mejor.

Casada con el empresario Joshua Kushner, y por tanto cuñada de Ivanka Trump, sus looks tanto de alfombra roja como de calle son inmejorables. Y una vez más nos lo ha vuelto a demostrar paseando con tanto estilo por Nueva York que parece que está sobre una pasarela.