En 1990 enamoró al mundo con su entrañable personaje en la película Pretty Woman, que protagonizó junto a Richard Gere. Allí, una joven Julia Roberts mostraba su magnética belleza, en la que además de su sonrisa destacaba su larga melena pelirroja con rizos naturales.
Se convirtió entonces en «la novia de América», una apelativo que todavía conserva a sus espléndidos 52 años, como también conserva la misma belleza natural con la que nos conquistó a todos.

A diferencia de otras colegas de su generación, la actriz no ha tenido demasiada querencia por el quirófano. Fuera de los»pequeños retoques» sigue mostrando los mismos facciones, sin modificar nada su rostro. Pero hay algo que ha cambiado a lo largo de todos estos años, y es su icónica melena. Los rizos pelirrojos de sus comienzos han ido evolucionando con las modas y tendencias, y adaptándose también al paso de los años de la ganadora del Oscar Erin Brockovich

Hasta llegar a la media melena prácticamente rubia de hoy, ha pasado por distintas fases en distintos tonos de rubio, pasando también por una etapa morena. Además, a Julia la hemos visto con varios cambios de estilos, desde el extraliso a los rizos más o menos marcados y el capeado.
Unos cambios que, sin ser excesivamente radicales, han ido siempre acordes a los tiempos y edad de la actriz.

1En Pretty Woman en 1990

Julia saltó a la fama mundial con Pretty Woman. Entonces descubrimos su fresca y natural belleza.

2Rizos y pelirroja

La actriz lucía en ese momento una larga melena pelirroja con rizos naturales.

3Rizos marcados y morena

Con la melena corta y los rizos muy marcados, y teñida de morena.

4Melena larga

Con la melena larga y también morena, aunque con un tono algo más claro que el anterior look.

5Ondas deshechas y reflejos dorados

6Rubia y melena desfilada lisa

7Rubia platino

8Con la melena en tono cobrizo

9Con corte bob long y reflejos más claros

10Media melena rubia con ondas

11Su último look: rubia y con melena bajo los hombros

12Julia Roberts mantiene el encanto de siempre