No son pocas las figuras públicas que se están volcando en la lucha contra el coronavirus. Actrices como Penélope Cruz, que ha conseguido material sanitario o Blake Lively, que ha donado un millón de dólares para la causa; empresarios como Amancio Ortega, que se comprometió a enviar 300.000 mascarillas a la semana; o influencers como Chiara Ferragni que consiguió recaudar más de cuatro millones de euros para el Ospedale San Raffaele de Milán son solo algunas de ellas. Pero no solo los famosos se involucran en esta lucha, empresas del mundo de la moda también. El grupo LVMH, que cuenta con firmas de alta gama como DiorGivenchy Guerlain, adaptó tres de sus fábricas de perfumes en laboratorios para crear gel desinfectante de manos, que donaría a hospitales. Pronovias, por su parte, quiso aportar su granito de arena regalando los vestidos a las futuras novias que trabajan en los centros sanitarios para poner fin a esta pandemia. Algo parecido a lo que ha decidido hacer la joyería italiana Roberto Coin, que regalará alianzas de boda al personal sanitario que lucha contra el virus en Madrid y Barcelona.

Una preciosa iniciativa

El diseñador de joyas Roberto Coin quiere homenajear así a las enfermeras y enfermeros que trabajan duro para acabar con esta devastadora pandemia y para ello regalará a los futuros novios y novias su alianza de bodas, lo que mejor sabe hacer este diseñador italiano. Una idea que va más allá del presente, trasladándonos a un futuro mejor. Los destinatarios de esta bonita iniciativa serán aquello trabajadores de hospitales y centros de salud en Madrid y Barcelona que han estado en primera línea en esta situación tan poco habitual.

Un regalo más que merecido

Desde que comenzó esta crisis sanitaria, el diseñador de joyas entendió que la lucha contra el Covid-19 era una cuestión de todos y que quedarse al margen no era una opción. Es por ello por lo que dio todo su apoyo a las diferentes organizaciones de salud de su localidad en Italia. Además, intentó convertir sus centros de producción en fábricas para crear material sanitario pero no fue posible ya que su maquinaria no estaba preparada para ello. Esta noticia hizo que Roberto Coin se planteara si él, como joyero, podía hacer algo más para que esta situación resultase lo menos amarga posible. Así, surgió la iniciativa de regalar alianzas de boda a los enfermeros que luchan contra el Covid-19.

«Hemos estado trabajando para crear joyas que transmitan alegría desde 1996. E incluso en tiempos difíciles como los que vivimos ahora, cuando la prioridad número uno debe ser la salud, seguimos creyendo en nuestra misión», explica el diseñador a EFE. «Nuestro mayor reconocimiento es entregarles a todos las enfermeras y enfermeros, lo que mejor sabemos hacer». Por eso, la marca de joyas creado el regalo más especial para agradecer y homenajear al personal sanitario de las ciudades más afectadas por la pandemia en España, su trabajo en la emergencia Covid-19.

¿Cómo hacerte con tu alianza de boda?

Para poder recoger este regalo tan especial, debes cumplir con una serie de requisitos. Roberto Coin hará entrega de estas alianzas a los enfermeros y las enfermeras que se han dejado el alma y la vida luchando contra esta terrible pandemia. Eso sí, solo a aquellos que planean casarse en 2020 y que han trabajado en centros hospitalarios de Madrid o Barcelona. Se regalará un anillo de edición especial y limitada para este proyecto por cada enfermera o enfermero que cumpla con estas características. Un gesto con el que poder celebrar el amor, juntos de nuevo.

Si eres una de esas enfermeras puedes contactar con la empresa a través de este correo electrónico. Y en él podrás hacer la solicitud de tu alianza e informarte sobre todos los detalles relativos a este proyecto. Ya sabes, vestido de Pronovias y alianza de Roberto Coin. Después de la tormenta siempre llega la calma y este es el mejor ejemplo. Sin duda, dos preciosas iniciativas que demuestran que en los momentos más extremos es cuando conseguimos ver el lado más generoso de las personas. En tiempos de cornovarius, queda claro tenemos que sacar nuestra mejor sonrisa aunque la cubramos con una mascarilla.