El matrimonio entre Justin Timberlake y Jessica Biel no está pasando por su mejor momento, y todo por unas fotos en las que aparece el actor y cantante de la mano de su compañera de reparto Alisha Wainwright. No es habitual que el ex componente del grupo N’Sync aparezca en este tipo de noticias, ya que suele ser bastante discreto.

Las imágenes parecían tomadas desde lejos, en las que se ve a Alisha de 30 años con Justin de 38 con las manos entrelazadas de forma cariñosa. Se encuentran en pleno rodaje del film Palmer, un drama que trata sobre fútbol americano, y en las instantáneas aparecen con más gente en la terraza de un bar de Nueva Orleans bebiendo cerveza.

¿Cuáles han sido las consecuencias de los actos de Justin Timberlake?

Justin se casó en el año 2012 con la actriz Jessica Biel después de cinco años de noviazgo, con quien mantiene una relación sólida y son uno de los matrimonios más admirados de Hollywood. Además, la pareja tiene un niño de cuatro años llamado Silas, razón por la que el actor ha tomado la decisión de hablar en público para aclarar la situación.

Estas fueron en concreto las palabras que escribió el actor en su perfil de Instagram: “Me alejo del cotilleo tanto como puedo, pero siento que, por mi familia, es importante abordar los recientes rumores que están haciendo daño a gente que quiero”.

En este escrito niega cualquier tipo de relación con su compañera y achaca la conducta reflejada en las fotos a un exceso de alcohol, por lo que ha pedido disculpas públicamente: “Hace unas semanas sufrí un error de juicio, pero dejadme ser claro; no pasó nada entre mi compañera y yo. Esa noche bebí demasiado y lamento mi comportamiento. Debía haberlo sabido”.

Una fuente cercana a Jessica Biel también se ha pronunciado en una entrevista para la revista People con las siguientes palabras: “Evidentemente, Justin bebió mucho esa vez, pero Jessica cree que no le fue infiel. Para ella, lo más importante de su vida es su familia y ser la mejor madre para Silas. Ella nunca rompería su familia por algo así”.

Esta fuente añadió además: “No creo que él hiciera nada para cambiar su situación actual. Ha madurado mucho en los últimos años y disfruta cada minuto de ser padre. Incluso le gustan las responsabilidades adicionales”.

“Este no es el mejor ejemplo que quiero darle a mi hijo. Quiero pedirle disculpas a mi increíble esposa y a mi familia por ponerles en una situación tan embarazosa; estoy centrado en ser el mejor padre que pueda. Y eso no me hizo serlo”, declaró también Justin en su escrito, y asegura que no abandonará el rodaje del film en el que está inmerso: “Estoy tremendamente orgulloso de trabajar en Palmer. Tengo muchas ganas de seguir con esta película y estoy muy emocionado porque el público pueda verla”.

Según ha declarado otra fuente cercana al matrimonio: “Jessica es una mujer preciosa e inteligente. Él lo sabe, él la ama”. Además, tras esta polémica volvieron al rodaje él y su compañera Alisha y nada pareció haber cambiado entre ellos, pues una fuente cercana al rodaje aseguró que: “Nada ha cambiado ni se ha visto afectado por los reportes de prensa”.