JLo, Jenny from the block o Jennifer Lopez es, sin duda, una de las artistas más polifacéticas y versátiles del panorama actual. Lo mismo le da hacer una actuación de diez en el intermedio de la Super Bowl repasando todos sus éxitos musicales y bailando de la manera más vertiginosa; diseñar una colección entera de zapatos de tacón; o convertirse en una de las mejores actrices del año gracias a su papel en la película Estafadoras de Wall Street. La cantante, bailarina, diseñadora y actriz estadounidense ha demostrado ya en más de una, dos y tres ocasiones que a ella todo se le da bien y su curriculum lo deja bien claro.

Sin embargo, la artista de raíces puertorriqueñas no solo sabe hacer todo lo que se propone de la mejor forma, sino que también sabe cómo lucir todo tipo de looks y triunfar. En multitud de momentos la hemos visto con los vestidos más sensuales y despampanantes; pero también nos ha sorprendido con estilismos más lady y sofisticiados. Cada vez que posa sobre una alfombra roja, ella es consciente de que ocupará un centenar de titulares y es por eso por lo que siempre apuesta por arriesgar y darnos a nosotras, sus fieles seguidoras, algo nuevo en cada aparición estelar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Baby hairs and moñitos ✨✨

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

Baby hairs and moñitos

No solo apuesta por sorprender en cada evento o gala, si no que Jennifer Lopez también arriesga e innova en su día a día, con estilismos urbanos y de estética deportiva con los que arrasa por donde pasa. Sin embargo, en esta última ocasión no ha sido su vestimenta lo que nos ha sorprendido; más bien ha sido su peinado. Un hairstyle que, de la forma más eficaz, consigue hacer que la cantante y actriz parezca, nada más y nada menos, que treinta años más joven. Se trata de un look muy sencillo pero también muy efectivo, formado por dos grandes moños altos, uno a cada lado de la cabeza y unos cuantos baby hairs asomando por delante. Sí, esos pelitos de bebé que se pegan a la frente y que han sido siempre uno de los símbolos de la comunidad negra estadounidense.

Lo cierto es que Jennifer Lopez ha sido siempre una mujer cuyo cuerpo, rostro y actitud no se corresponden con su edad. La artista tiene cincuenta años y está tan espectacular como siempre. Y ahora, con este peinado tan propio del Bronx, más aún. De 50 ha pasado a tener, a golpe de laca y cepillo, unos veinte añitos. Un peinado muy a la moda con el que nos ha vuelto a sorprender y que muchas querremos copiar.