Isabel Preysler tiene el vestido de gala perfecto pasados los 60

La cena en honor del presidente de Perú, Martín Alberto Vizcarra Cornejo, y su esposa, Maribel Díaz Cabello, ofrecida por los Reyes en el Palacio Real tuvo a una invitada de excepción: Isabel Preysler. Su presencia era lógica, ya que su pareja, Mario Vargas Llosa es uno de los peruanos más ilustres, aunque no necesitó la presencia del Premio Nobel para brillar.

Leer más: Letizia recupera el vestido que la convirtió en una Barbie

Isabel volvió a dar una lección de elegancia con su vestido, que contenía todos los requisitos para una cena de gala de estas características y, además, era un diseño perfecto para su edad. Ni escotes, ni enseñar brazo (aunque Preysler sigue teniendo una de las mejores clavículas de España y sus brazos, a sus 68 años, aguantan perfectos el paso del tiempo).
El diseño, en beige, era de cuello a redondo y manga larga con sutiles transparencias y bordados de pedrería, con un cinturón en el mismo tono que el vestido. Una elección que no podía ser más perfecta y que la convirtió de nuevo en el objetivo de todas las miradas.
Isabel sabe que no hay que arriesgar en importantes citas y apuesta sobre seguro con vestidos, muy en su línea, que son todo glamour.

También los complementos ayudaron a hacer este look tan perfecto. El clutch y sandalias con ligera plataforma en el mismo tono del vestido. Junto ellos los aros de oro blanco y brillantes y el anillo con un gran diamante rodeado de otros más pequeños, ambos de Rabat.

7Isabel Preysler fue la invitada más elegante en el Palacio Real

6El vestido beige con sutiles transparencias y bordados era perfecto

5Lució unos aros de oro blanco y brillantes, de Rabat

4Un clutch a tono con el vestido y un anillo de diamantes, también de la firma joyera catalana

3Llevó un elaborado recogido bajo

2Isabel acudió con su pareja, Mario Vargas Llosa

 

1Isabel hizo una perfecta genuflexión a la reina Letizia