Ha sido, con permiso de Ana de Armas, la celebritie que más nos ha alegrado durante estos meses de encierro. Irina Shayk ha convertido las calles de Nueva York, ciudad en la que reside, su particular pasarela cada vez que la hemos visto de paseo con su hija, Lea De Seine, nacida de su relación con Bardley Cooper, o sola. La modelo rusa ya nos ha dejado claro infinidad de veces que cuando quiere es la más sexy… y con diferencia, pero no solo con sus atrevidísimos vestidos de fiesta, también en su día a día.

Irina ha deleitado a sus más de 13 millones de seguidores en Instagram con una fotografía de su última campaña para la firma de lencería Intimissimi, en la que aparece con una pose de lo más sensual con un sujetador y braguita en tul negro, junto con un camisa de raso, también en negro. No ha tardado nada en recibir miles de likes de sus seguidores y comentarios alabando su espectacular belleza.

Irina Shayk y su estilo más cañero

Pero no solo en ropa interior es las más sensual de todas. Lo hemos podido comprobar con el último look que eligió, y que tiene las claves que marcan su particular estilo: unir las prendas más sexys con complementos muy cañeros. La modelo salió a pasear con un súper vestido rojo tan mini como ceñido, que acompañó con sus botas militares y el resultado no puede ser mejor.

Para rematar el look eligió una cazadora de cuadros en blanco y negro, de la firma Chrome Hearts, y un mini bolso de mano de piel labrada en negro. Un nuevo mix que la convierten en una de las reinas del street style.

Irina Shayk hace estupendas mezclas y consigue el mejor de los estilos, con unos looks que en otras nos podrían llegar a parecer hasta vulgares. Pero en la top nunca.