Ya hemos perdido la cuenta de los maravillosos looks que nos ha regalado Irinia Shayk, especialmente en los últimos tiempos. La modelo rusa ha acudido a una fiesta tras la entrega de los  BRITs, los premios británicos de la música, con un estilismo atrevido, arriesgado, pero maravilloso (por lo menos cuando lo lleva ella).
No llega a ser tan impactante como el vestido red de Burberry que lució en una fiesta tras los Premios Bafta, pero su camisa oversize a modo de vestido no puede gustarnos más.