Hacer ejercicio en el exterior tiene ventajas, ¿las conoces?

Estar en forma practicando deporte al aire libre nos hace sentirnos mucho mejor con nosotras mismas y reduce el estrés. Escoge las primeras horas del día y aprovecha los beneficios del sol para sintetizar la vitamina D, a la vez que te pones en forma. Con esta sencilla tabla, en 7 días tendrás resultados.

5Potencia tu flexibilidad

Los músculos son como tiras elásticas de gran potencia que entretejen nuestro cuerpo y conviene tenerlas en forma. Para ello, toma nota de este sencillo ejercicio:
Sentada, con las piernas estiradas y los pies en flex (mirando hacia arriba), intenta llegar agarrarte el pie con las manos. Haz 10 rebotes suaves y descansa. Repite al menos cuatro series de 10.

4Mejora tu higiene postural

Ir enconvados, caminar con los hombros hacia adelante y cargar pesos de forma inadecuada son causadas suficientes para tener lesiones. Anota de este ejercicio: De pie, con los pies ligeramente separados cinco centímetros, eleva una pierna doblada lo más alto que puedas, ayudándote con tus manos. Tira con fuerza hacia atrás, pon los hombros rectos, y haz al menos 10 rebotes con cada pierna. Completa cinco series de 10. Tenderás poco a poco a caminar con la espalda erguida, fortalecerás la musculatura de los brazos, la flexibilidad de las piernas y el engranaje de las articulaciones.

3Piernas bien torneadas

Puedes conseguirlas si te propones trabajar la musculatura del tren inferior a diario.
Colócate de pie, con las piernas abiertas y la espalda recta. Vete flexionando las rodillas y cargando el peso de tu cuerpo en una de las piernas, sin curvar la espalda y apoyándote con los brazos en las rodillas. Haz 5 rebotes con cada pierna y descansa. Repite 10 series a cada lado. Además de fortalecer muslos, glúteos y pantorrillas, combatirás la celulitis y la flacidez.

2Cadera bien alineada

Los dolores de cadera son muy habituales. Evítalos así: De pie, piernas abiertas, brazos semiflexionados a la altura de los hombros, sujetando un peso de 500 gr. Rota la cintura a izquierda y derecha, manteniendo la cadera al frente. La cadera mantendrá su posición correcta de forma natural y evitarás que se descompense.

1Pecho en su sitio

Realiza ejercicios de fuerza clásicos, tumbándote boca abajo y elevando el cuerpo con tus brazos flexionados, siempre sin curvar tu cuerpo. Tanto los brazos como el pecho irán ganando fuerza progresivamente. Ojo, tras realizar el ejercicio, haz estiramientos para que la espalda no sufra.