Con permiso de la mismísima Penélope Cruz, hay otra española que ha acaparado todo el protagonismo sobre la alfombra roja previa a los Premios Oscar: Gisela. La que fuera concursante de la primera edición de ‘Operación Triunfo’ ha hecho historia convirtiéndose en la primera artista española en subirse al escenario en los Premios Oscar a interpretar un tema musical. Gisela, junto a otras 9 Elsas, han cantado sobre el escenario del Teatro Dolby de Los Ángeles el tema musical de ‘Frozen 2’. Un momento único para la artista por el que se ha mostrado muy emocionada.

Antes del gran momento, Gisela ha desfilado por la red carpet en la que todas las celebridades presumen de las mejores galas con estilismos impecables. Algunos más acertados que otras. Para la ocasión, la artista ha optado por un diseño realizado a medida por la firma catalana Tot-Hom en color rojo pasión. Sexy y sofisticado a la vez.

Se trata de un diseño de escote asimétrico, con una gran abertura en la pierna derecha y una especie de capa justo en el lado contrario con terminación en plumas del mismo tono que el resto del vestido. Además, en la zona del abdomen tenía una especie de drapeado que hacía que se ajustara a su cintura y le afinara esta zona. La firma lo ha hecho en tan solo tres días para ella.

La española ha optado por peinar su melena hacia un lado y completamente ondulado, que dejaba ver sus maxi pendientes. Además, ha optado por un maquillaje también llamativo compuesto por unos ojos ahumados en tonos grises y labial rojo, para darle un plus más de sensualidad. Un total look para el que ha contado con la ayuda de su estilista Piluka de Echegaray.

1Gisela ha optado por un diseño hecho a medida de Tot-Hom

2Un vestido en rojo con escote asimétrico y una especia de capa con terminación en plumas

3El vestido le sentaba como un guante a su silueta

4Solo tuvieron tres días para realizarlo

5Un maquillaje impecable

6El vestido le sentaba como un guante

7Sacó su lado más sexy

8Combinó con unas sandalias brillantes

9Para la actuación apostó por este vestido de Princesa de Jordi Dalmau