Hacía muchos meses que no veíamos tanto glamour concentrado en un espacio tan reducido. Y es que, aunque se trate de una de las regiones más elegantes de Europa, Mónaco no se caracteriza por su gran tamaño precisamente. El Principado solo se extiende por alrededor de 200 hectáreas; una minucia si lo comparamos con la superficie de España, que es de unos 50,60 millones de hectáreas. Sin embargo, esta pequeña ciudad-estado reúne cada año, en más de una ocasión, a los rostros más glamurosos de las altas esperas internacionales. Este año, debido a la crisis sanitaria de la Covid-19, muchos de estos eventos tan chic como el Baile de la Rosa se tuvieron que ver cancelados. Hasta anoche, que por fin, en uno de sus barrios más conocidos, se extendió una bonita alfombra roja para celebrar la Gala de Montecarlo por la Salud del Planeta.

Presidida, cómo no, por Alberto y Charlene de Mónaco y organizada por la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco; la edición de este 2020 estuvo centrada en la importancia de cuidar los océanos, la Tierra y la humanidad para poner de manifiesto que el futuro de todos depende de la salud de los ecosistemas. Y más en la situación de pandemia actual en la que nos encontramos. En ella se presentaron las diversas iniciativas de la fundación para aunar salud y medio ambiente; medidas que escucharon con atención actrices, modelos y celebrities que lograron llenar (aún más) de glamour este pequeño rinconcito europeo.

Las invitadas más elegantes a la Gala de Montecarlo por la Salud del Planeta

Aunque todo el foco de atención recayó en el espectacular vestido de lentejuelas plateadas de Charlene de Mónaco, fueron muchas las asistentes que consiguieron enamorarnos con sus looks. Una de ellas fue Pauline Ducruet que, reconvertida en diseñadora, decidió ser la mejor imagen de su firma y lucir un sastre masculino de tafeta en color rojo que le sentaba como un guante. Además, recién aterrizadas desde Hollywood, pudimos disfrutar de los estilismos de grandes actrices como Helen Mirren, Sienna Miller o Maisie Williams; pero también de cantantes como Leona Lewis o modelos de la talla de Cindy Bruna.

Sin duda, Mónaco volvió a brillar como antes después de una larga y tediosa temporada en la que sus puertas (y las de todo el mundo) estaban cerradas por motivos sanitarios. Un evento que devolvió al principado el glamour que tanto le caracteriza y que, aunque echamos en falta a grandes personajes de la sociedad monegasca, logró enamorarnos una vez más.

1Alberto y Charlene de Mónaco

Fueron los anfitriones de la gala y se notó. Charlene demostró que ella es toda una princesa y se plantó un vestidazo con escote en V, mangas acampanadas y lentejuelas plateadas firmado porJenny Packham, que combinó con joyas de Repossi. Un conjunto de lo más acertado con el que triunfó como nunca.

2Pauline Ducruet

La hija de Estefanía de Mónaco quiso ser la mejor modelo de su marca, Alter Designs, y apareció con un bonito traje rojo de tafeta satinada que combinó con un body negro haciendo gala de su siempre acertada estética minimal.

3Leona Lewis

La cantante no quiso andarse con rodeos y lució el que, sin duda, fue el vestido más sexy y espectacular de la noche. Se trata de un diseño dorado con mangas bardot bajo los hombros, y escote en forma de corazón firmado por Pamella Rolland

4Maisie Williams

La joven protagonista de Juego de Tronos fue quizás una de las más arriesgadas (pero acertadas) con este vestido midi de transparencias y bordados de Dior.

5Sienna Miller

La actriz logró acaparar todas las miradas con una este elegante vestido negro con cut-outs en el escote de Gucci. Sencillez de lo más acertada.

6Rebel Wilson

La actriz de Dando la nota no fue tan acertada como sus compañeras y eligió un vestido de un estampado en tonos metálicos no demasiado acertado de  Rene Ruiz Collection.

7Cindy Bruna

La modelo eligió un original diseño de lo más original en blanco roto que le quedaba como un guante. Minimalista y vanguardista a partes iguales.

8Helen Mirren

La actriz, como siempre, quiso estar impecable y para ello eligió una bonita pieza de color verde esmeralda con diseño asimétrico y botones de Dolce & Gabbana.