Anoche comenzó la 68º edición del Festival Internacional de San Sebastián y, durante una semana (del 18 al 26 de septiembre), los pocos afortunados que tengan la oportunidad de asistir, disfrutarán de los estrenos de cine nacionales pero también internacionales, en un marco de lo más admirable. Pero también de lo más atípico. Y es que este año el festival, como casi todo, se ha visto marcado por la terrible crisis sanitaria de la Covid-19. Las restricciones y medidas de seguridad se han notado sobre la alfombra roja y sobre el escenario. El mundo del cine y de la televisión, como ya hizo en el Festival de Málaga o en el FesTVal de Vitoria, y está dando la talla ante esta situación tan desagradable y está demostrando, y con creces, que la cultura es, como poco, segura.

Un festival marcado por la crisis sanitaria

Anoche las calles de Donostia acogieron a muchas de las mejores y más famosas actrices españolas, que llegaron a la ciudad vasca enfundadas en sus mejores galas con ganas de presentar sus nuevos proyectos audiovisuales en una ceremonia de lo más especial. No fueron muchas, eso sí; pues las limitaciones de aforo y las dificultades que muchas artistas están teniendo para desplazarse hicieron que todo fuera más complejo que de costumbre. Sin embargo, las pocas que pudieron pisar el suelo de la ciudad de La Concha eligieron looks tan acertados que difícilmente los olvidaremos.  En esta gala inaugural, pudimos ver a actrices como Elena Anaya, Marta Etura, Cayetana Guillén Cuervo, Gina Gershon o Inma Cuevas que, de largo o de corto; de rosa pastel o de intenso negro, elevaron el nivel de un festival que ya tiene el listón muy alto.

Lo cierto es que sobre esta primera alfombra roja casi no pudimos ver errores. Sin embargo, no podemos evitar tener el corazón dividido. Por una parte, siempre preferimos la calidad a la cantidad y, aunque sean pocos los looks que han desfilado en esta gala inaugural, todos han sido muy acertados, lo que nos alegra especialmente. Por otro, y a pesar de que teníamos muchas ganas de que el Teatro Victoria Eugenia volviese a abrir sus puertas, nos entristece enormemente ver su entrada prácticamente vacía.

Tenemos sentimientos encontrados pero el sentimiento positivo es, en esta ocasión, inmensamente mayor que el negativo. Y es que, todo lo que sea Hollywood en territorio nacional nos hace especial ilusión. Te mostramos los cinco (pero increíbles) vestidos que han posado esta atípica edición sobre la alfombra roja de la gala inaugural del Festival de San Sebastián.

1Cayetana Guillén Cuervo

La chica L’Oreal y protagonista de El Ministerio del Tiempo no quiso perderse un año más este maravilloso festival y acudió con un vestidazo de Elisabetta Franchi que, como diría Isabel Pantoja, «quita to’el sentio’». Con escote en uve y falda de tul brillante ultravoluminosa, la actriz nos dejó sin palabras.

2Inma Cuevas

La actriz de Vis a Vis quiso hacer un homenaje al Hollywood más clásico con un vestido de lo más acertado. Ajustadísimo, con escote barco y de terciopelo negro, la prenda lograba potenciar su figura y enamorarnos a todas.

3Marta Etura

La ganadora del Goya por su papel en la película Celda 211 quiso dejar a un lado el color negro y prefirió enfundarse en un vestido de tafeta rosa de escote desigual de Carmen Mach. El vestido nos encanta pero, si tenemos que poner una pega, son los tacones con gran plataforma que, quizás, resulten demasiado bastos para un vestido tan lady.

4Gina Gershon

La actriz estadounidense que nos enamoró con su papel en Showgirls nos volvió a enamorar con su guiño a la cultura española a través de su traje. Repleto de volantes y flores, no pudo gustarnos más.

5Elena Anaya

Fue la única que apostó por un vestido mini y acertó. Lleno de pliegues, volantes y brillos, y en un bonito tono marrón chocolate, la actriz de La piel que habito demostró que las faldas cortas también son para las alfombras rojas. Eso sí, hay que saber bien cómo.