De Mallorca a Gerona, pasando por Madrid, Asturias y Barcelona. Hay lugares de ensueño para sibaritas gourmet y nosotros te ofrecemos algunos de los mejores. ¡Echa un vistazo!

Castell Son Claret, Mallorca

Mallorca es una de las islas más bellas del Mediterráneo y, aunque repleta de turistas, aún conserva recovecos costeros y playas de ensueño. El Castell de son Claret es una antigua posesión mallorquina construida en piedra de la isla, que esconde un hotel de lujo entre sus paredes de piedra. Pero este establecimiento también esconde otro tesoro: un restaurante de dos estrellas Michelín, llamado Zaranda

Eurostars, Madrid

Con una vista inigualable que se abre en enormes ventanales que van de suelo a techo, la oferta culinaria del Volvoreta del hotel Eurostars es una de las más atractivas de Madrid. Lenguado a la madrileña, rabo de toro con hueso de cabra, o sorbete de lágrimas de rosas, son parte de los exitosos menús Gastroletras que ofrecen rinden tributo a genios de la literatura.

Casa Marcial, Asturias

Casa Marcial, atesora dos estrellas Michelín y tres soles Repsol. Está situado en la
bucólica aldea de La Salgar. La experiencia comienza antes de probar el primer bocado, durante el mismo viaje hacia el restaurante a lo largo de un entorno rural considerado una de las vistas más espectaculares de Asturias. Su alta cocina, arraigada a la tierra, ofrece platos basados en una cocina tradicional, aunque creativa y evolucionada.

Miramar, Gerona

Miramar es, además de un coqueto y tranquilo hotel a pie de playa, un destacado restaurante, referente en la zona, que plasmó un proyecto vital y profesional, hecho en familia. Allí donde el mar y la montaña se funden, en Llançà, Paco Pérez hizo de la tradición, cocina de vanguardia. ¿Su clásico? Manitas de cerdo con espardeñas.

Majestic, Barcelona

Además de ser única en muchos aspectos culturales, en la última década ha añadido un potente y nuevo atractivo que sumar a su imbatible oferta: su alto nivel gastronómico, con una interminable lista de restaurantes deluxe. La terraza de Majestic, en pleno Paseo de Gracia, es uno de los atractivos de la ciudad. Las noches de verano han puesto de moda este multiespacio. Prueba su carta de cócteles.