Los looks pre mamá son complicados. Estás en una época en la que no reconoces tu cuerpo y eso, a la hora de elegir qué ponerse, influye y mucho. ¿Me planto un vestido ancho y vaporoso para disimular mi barriguita o me mejor un top de licra bien apretado con el que lucir embarazo? Todo tiene sus pros y sus contras y hay que saber verlos.

Pronto veremos los looks de embarazada de Marta Ortega pero ya antes hemos tenido grandes ejemplos a seguir en cuanto a moda pre mamá se refiere. Algunas de las más recientes han sido Laura Escanes o Meghan Markle, quienes han sabido llevar a la perfección este tipo de prendas.

Sin embargo, no todas suelen llevar estilismos favorecedores durante esos nueve meses. De hecho, son muchas las famosas y celebrities que acaban apostando por la peor de las opciones y llevando un total look catastrófico o algún complemento o detalle que lo estropea al completo. Aquí os presentamos 8 outfits de embarazada bastante embarazosos.

1Reina Letizia

Un mes y medio antes de que la reina diera a luz a la princesa Leonor, la pudimos ver en una recepción de palacio con los presidentes autonómicos del momento. El look que escogió no era nada favorecedor.

2Elsa Pataky

De todas las opciones que una embarazada tiene para embellecer (aún más) los 9 meses de espera, sin duda, la peor, es el body painting. Aunque la actriz española lució este flotador en la panza para una sesión fotográfica, la idea no nos puede parecer menos atrayente.

3Tori Spelling

La actriz estadounidense no tuvo su mejor día cuando le sacaron esta foto en 2011. El look es una serie de catastróficas desdichas. Vestido de niña a modo de camisa, culottes muy poco favorecedores y sandalias romanas. Un caos.

4Beyoncé

Los vestidos cortos nos gustan. Siempre nos hemos declarado fan de los Little Black Dresses pero, Beyoncé, una falda tan mini con unos tacones tan altos no es buena idea en ningún momento. Embarazada o no, te has pasado tres pueblos.

5Kim Kardashian

Nos encantan las madres que, aun embarazadas explotan su sexualidad (y sensualidad) al máximo. Sin embargo, este modelito de influencer y empresaria es un intento tan desproporcionado de llamar la atención que no lo compramos.

6Sara Sálamo

En la recta final de su embarazo estaba guapísima. Aún así, creemos que la elección de este vestido para un día en el Festival de Málaga no fue la más adecuada. Se trata de un diseño de Stella McCartney que la hace parecer un trapo colgado en el tendedero esperando a secarse.

7Amber Rose

¿Cómo explicar esto sin herir las sensibilidades de nadie? Es imposible. Mejor juzgad vosotras mismas.

8Beatriz Espejel

Este no es el peor estilismo de la lista. Ni mucho menos. Sin embargo, no nos convence en absoluto. La esposa de Koke llevó un vestido relativamente acertado al que añadió un cinturón que ni servía para apretar nada ni funcionaba con el look. Un complemento bastante evitable.