Cada temporada el traje de baño va ganando terreno al biquini. La elección correcta del bañador hace que se realcen virtudes y se disimulen defectos… Y es que una prenda tan pequeña esconde grandes posibilidades.

1

El escote en uve favorece a todo tipo de pecho y lo realza, así como el halter. Pero ten en cuenta que estas piezas poco escotadas, con cierto aire retro, tienden a acortar la pierna.

2

Las rayas verticales siempre estilizan la figura. Además, tienes bañadores como los de Adela&Viki, que llevan bandas de corsetería con los que consigues reducir cintura y vientre.

3

Los volantes en la zona del escote proporcionan la ilusión óptica de aumentar el pecho. También las rayas horizontales hacen que se ensanche la figura en las mujeres muy menudas.

Además, Este verano triunfa el monocolor

Nada de estampados, ni aderezos de cualquier tipo, el bañador monocromo será la estrella indiscutible de las playas.

Todos los tonos valen, del siempre básico negro a los colores más intensos, solo tienes que elegir el que más favorece a tu piel.

Además, esta temporada se convierten en una opción perfecta para utilizarlos como body en tus estilismos de calle.