Pronto dará el ‘sí, quiero’ a su novio, el empresario Javier Ungría, y se le dibuja una sonrisa cada vez que habla de él. A sus 37 años, Elena Tablada atraviesa uno de los momentos más dulces de su vida. Y es que, además, acaba de presentar su línea de prendas de baño para este verano. ¿Quién mejor que ella para lucir su propia firma? La diseñadora nos da las claves para sentirte más guapa que nunca.

Elena, posando con un trikini de su firma E.T.N.A.

¿Cómo empezaste a diseñar?
Desde pequeña me gustaba el diseño, pero mis padres no creían en ello. Así que estudié comunicación y a la vez trabajaba por las noches en Iberia. Con eso me pagué mis estudios de diseñadora.

¿Y por qué bañadores?
Yo estudié diseño de complementos, así que al principio empecé haciendo bisutería, pero hay tanto mercado que al final no me salía rentable y ahora hago bañadores, sombreros, y voy a empezar a hacer ropa de deporte.

¿A quién está dirigida tu línea de bañadores E.T.N.A?
Mi línea está dirigida a mujeres con curvas, seguras de sí mismas, trabajadoras y, sobre todo, independientes.

¿Qué mas te gustaría diseñar?
En un futuro me ilusionaría diseñar ropa para niños.

¿Qué pautas nos darías para elegir el bañador perfecto este verano?
Siempre que sea colorido. Mis bañadores son reversibles y también se pueden usar debajo de un top o un caftán. Son muy versátiles.

¿Te gusta cuidarte? ¿Cuidas tu alimentación?
Sí, la cuido muchísimo, más que por el cuerpo, por la salud. No como nada que tenga gluten, grasas saturadas ni fritos. Tampoco bebo alcohol, pero no sigo ninguna dieta en concreto.

¿Te gusta cocinar?
¡Me encanta cocinar!

¿Cuál es tu comida preferida?
Creo que una buena hamburguesa o una pizza. Una vez cada dos semanas me doy un capricho.

¿También haces deporte?
Sí, hago una hora de cardio todos los días. Y ahora en septiembre voy a traer un entrenamiento muy famoso de Miami que es un baile solo apto para chicas. Una especie de zumba con música popular, pero a la vez también es una terapia para que las mujeres se sientan realizadas, desconecten de los niños, la casa, el trabajo… y se sientan bien.

¿Cómo es tu ritual de belleza?
Me lavo la cara siempre por la mañana y por la noche. Nunca falla mi crema hidratante y jamás salgo sin protección facial a la calle porque enseguida me salen manchas.

Tus tres cosméticos clave.
Anti-ojeras, corrector y un buen colorete.

¿Qué parte de tu cuerpo te gusta más y cuál menos?
La que menos los brazos. Y la que más los ojos.

¿Te preocupa envejecer?
No, no me preocupa. Pero sí es cierto que se notan los cambios en el cuerpo y también lo he notado en mi pelo, que cada vez está mas fosco.

¿Cómo es tu armario?
Muy grande (risas). Tengo mucha ropa aunque voy reciclando, pero lo que más hay son camisetas blancas y vaqueros.

¿Cuál es la prenda favorita de tu armario?
Una mochila de Louis Vuittton que no me la quito de encima.

¿Eres una fanática de las marcas?
No, para nada, pero si me encanta Roberto Cavalli, Guts & Love…

Elena con blusa de seda de Zara, bañador de E.T.N.A. y collar largo de Kohen.

Preguntas rápidas:
¿Zapatillas o tacones?
Zapatillas. De hecho, lo último que me he comprado han sido unas Converse con plataforma.

¿Falda o pantalón?
Para diario pantalón, pero me gustan las dos.

¿Biquini o bañador?
Bañador. Pero si son de los que también se pueden convertir en bikini mejor.

¿Qué importancia tiene el amor en tu vida?
El amor es el motor que lo mueve todo. Tanto en una pareja, como entre amigos, hijos… ¡Lo es todo!

¿Qué rasgos de un hombre te enamoran?
Sentido del humor y seguridad en sí mismo. Tiene que tener mucha personalidad.

¿Lo tuyo con Javier fue amor a primera vista?
Bueno, nos conocimos hace dos años y medio y en ese momento yo no buscaba pareja, pero empezamos siendo amigos y al final… ¡Nos casamos!

¿Y cómo es él?
Lo mejor que tiene es que todo me lo hace todo fácil. Y además es muy cariñoso, educado…

¿Estás nerviosa por la boda?
No, aún no tenemos fijado el día concreto y quizás sea por eso. Igual más adelante sí me pongo.

Os casáis en Cuba… ¿Cómo haréis con todos los invitados?
Es una boda muy pequeña, solo asistirá la familia y los amigos más cercanos.

¿Has pensado ya en el vestido?
Todavía no, pero sí he visto muchos que me gustan.

¿Te planteas ampliar la familia?
Sí, muy pronto. En cuanto nos casemos nos pondremos con eso y me encantaría, porque además justo mi hija tiene una edad que lo va a disfrutar muchísimo y ya me puede ayudar.

Elena Tablada con gafas de sol de Fendi, pendientes de Kohen, camisa sahariana de Zara y bañador de E.T.N.A.