Máxima de Holanda es sin lugar a dudas una de las royals más modernas e innovadoras de estos tiempos. La monarca holandesa ha vuelto a demostrarlo con su look más rompedor: mini vestido repleto de lentejuelas con el que marca una envidiable figura a sus 48 años. Máxima ha asistido a la gala de Navidad en Ijsselhallen.

En esta época de Navidad uno de los tejidos estrella son las lentejuelas. No hay fiesta de Fin de Año donde el brilli brilli y los pailletes no tengan gran protagonismo. Y eso bien lo sabe Máxima que ha apostado por este tejido para esta gala con motivo navideño con el que ha conquistado a todos los allí presentes. Y también a nosotros.

Lo cierto es que es un vestido reciclado, pues ya lo lució en ocasiones anteriores. Se trata de un vestido entalla de cuello de caja y falda de tubo a la altura de la rodilla confeccionado con un tejido de lentejuelas negras combinado con otras de diferentes tonos como son el rojo, el verde y el azul.

Ha completado el look con medias de cristal en negro y salones también en negro. Además, sorprendió con una apariencia muy juvenil al llevar su melena desenfada con raya al medio y unos ojos ahumados en negro con maxi pestañas postizas. ¡Un look 10 sorprendente y cañero perfecto para estas festividades!

1Máxima ha asistido a la gala de Navidad en Ijsselhallen. 

2Ha sorprendido con un look rompedor con un vestido repleto de lentejuelas

3Lo ha combinado con medias de cristal y salones negros

4Ha brillado como nunca

5Su aspecto tenía un aire juvenil por su melena y su maquillaje con ojos ahumados en negro y maxi pestañas

6Ha presumido de una figura envidiable con el vestido ceñido