Cada año, la Reina Letizia va renovando su armario incorporando nuevas prendas, nuevas firmas y nuevas tendencias con las que conquistar en cada una de sus apariciones públicas. Unas apariciones que siempre son miradas con lupa, ya que su estilismo, casi siempre impecable, forma parte de la manera de ser de Letizia, siempre muy coqueta. Pero si hay un año que ha hecho que Letizia se ha coronado como la más glamurosa, ha sido sin lugar a dudas el 2019.

Desde su primer viaje oficial a Marruecos a principios de año, donde sorprendió con un caftán repleto de pedrería en la cena de gala, ya sabíamos que este año se iba a convertir en un punto de inflexión dentro del vestidor de la monarca. Letizia, que siempre va un paso más allá que cualquier otro miembro de la realeza, ha sabido cómo sacarse provecho luciendo prendas que le sientan como un guante.

Nuevos diseños, nuevos tejidos, tonos multicolor… si buceáramos en el vestidor de la Reina entraríamos en un mundo de fantasía del que no nos gustaría salir. Este año ha puesto el broche de oro sorprendiéndonos con un falso bob en el acto de entrega de la XXXVI edición del Premio de Periodismo ‘Francisco Cerecedo’ a finales de noviembre.

Y es que Letizia no juega únicamente con la moda, también lo hace con las tendencias beauty. Como para el concierto con motivo de los Premios Princesa de Asturias que sorprendió con un maquillaje de lo más arriesgado en tonos rojizos, de rabiosa tendencia, y pestañas XXL. Analizamos todos los pasos de Letizia hasta convertirse a día de hoy en la Reina más glamurosa. 

1Pedrería que brilla

Durante la cena de gala en su viaje oficial a Marruecos a principios de este año, Doña Letizia sorprendió con un slip dress satinado al que añadió un sobre vestido de gasa con pedrería y transparencias que nos dejó sin respiración. Todo en blanco. Para poner el broche de oro, llevó los pendientes de chatones.

2Un estreno de altos vuelos

Un mes después, Letizia aterrizó en Argentina y fue todo un espectáculo. Para la cena de gala junto al matrimonio Macri, la Reina estrenó un vestido de Carolina Herrera plagado de apliques en dorados formando pequeñas flores con el que presumió de sus brazos tonificados.

3Su color fetiche

Durante el mismo viaje a Argentina, pero en esta ocasión en la cena ofrecida por los Reyes al Presidente, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada, Letizia volvió a hacerlo. Confió en su color fetiche, el rojo, para estrenar un vestido palabra de honor con escote decorado con una especie de volante de Roberto Torretta. ¡De 10!

4Aires flamencos

Para el Día de las Fuerzas Armadas que se celebró en Sevilla el 1 de junio, Letizia homenajeó a la ciudad hispalense con una diseñadora de la zona, Cherubina. Se trata de un diseño de estilo cruzado que termina en un botón forrado en la cintura y mangas algo abullonadas. 

5Su gran acierto: el tocado

También en junio, los Reyes viajaron a Inglaterra donde el rey Felipe fue homenajeado con la investidura de la Orden de la Jarretera. En esta ocasión, Letizia se ató la manta a la cabeza y nos dio uno de sus mejores looks hasta la historia: vestido estampado en blanco y negro con lunares y mangas abombadas (también de Cherubina) y un tocado de rafia en el mismo tono con red y una flor.

6El truco con el que estiliza su figura

Lo cierto es que a la Reina no le hace falta estilizar más su figura, pues presume de un cuerpo esbelto y unas piernas tonificadas. Pero aún así conoce muy bien los trucos de los estilistas para sacarse provecho y presumir de una figura de infarto. Como este vestido de rayas blanco y negro de efecto óptico que lució una de las noches de sus vacaciones en Palma de Mallorca.

7Vestido tipo esmoquin

En septiembre, Letizia (acompañada por su marido) asistió a la inauguración de la temporada en el Teatro Real de Madrid. La Reina estrenó un vestido blanco de estilo blazer de manga larga de la firma española Lola Li muy difícil de llevarlo sin que parezca «un saco de patatas». A este añadió los pendientes de la firma de lujo De Grisogono y las dos impresionantes pulseras gemelas de Cartier de la reina Victoria Eugenia

8Su lado más romántico

Para el tradicional desfile del Día de la Hispanidad el 12 de octubre Letizia volvió a confiar en Felipe Varela, su diseñador de cabecera, para lucir uno de los vestidos más delicados, románticos e impresionantes que le hemos visto hasta el momento. Se trata de un diseño de organza de seda y tul bordado de mariposas de hilo en el mismo rosa empolvado que el resto del vestido

9De lo más delicado a lo más cañero

La Reina presidió el tradicional concierto previo a los Premios Princesa de Asturias con un look de alfombra roja. Combinó un imponente top rosa bebé con escote palabra de honor adornado con plumas y detalle de lazo con broche joya de The 2nd Skin&Co, al que le añadió un sencillo pantalón negro. Un look de infarto.

10A todo color

Este ha sido el año en el que la Reina ha apostado por más tocados de los que nos tenía acostumbrados. Para la entronización de Naruhito en Japón sorprendió con un maxi vestidazo de estampado floral de Matilde Cano, con cinturón incorporado.

11Monocolor

Otro de sus looks ganadores de este año fue este vestidazo de Nina Ricci plisado en verde menta con cuello barco que se ajusta con una cinta muy fina que lo utilizó durante uno de sus actos en Cuba. Los accesorios eran al tono del vestido.

12Falso bob

Y no solo innova y apuesta por fascinantes propuestas en cuestiones de moda, también lo hace con sus looks beauty. Y es que en los Premios Francisco Cerededo sorprendió con un falso bob que lo cierto es que le sentaba muy bien. ¿Se animará la Reina a cortarse el pelo?

13Look "sostenible"

Este ha sido uno de los looks más aplaudidos de la Reina. Acudió a la recepción de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) con un sobrio estilismo en blanco y negro y apostando por una falda fabricada de manera sostenible de la firma H&M.

14Rejilla + flecos

Ha sido uno de los looks más favorecidos, modernos y atrevidos de la Reina este año. Fue en los Premios Internacionales de Periodismo de ABC Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote. Apostó por un vestido de cóctel negro de largo midi con flecos cayendo del pecho y una tela tipo red en el escote y hombros.