El verano ya esta aquí y nos entran prisas por bajar esos kilos que han ido a parar a la tripa. Si buscas un abdomen plano y tonificado, apunta esta sesión de 4 ejercicios que te ayudarán a conseguirlo. Eso si, ten cuidado con el cuello y no lo fuerces nunca durante los ejercicios.

Crunches

Túmbate en un banco o una colchoneta y, con las piernas flexionadas, los pies apoyados en el suelo y las manos detrás de la cabeza o cruzadas en tu pecho, empuja la espalda baja hacia atrás y luego despega la espalda alta del suelo empujándola hacia delante.
Realiza una tabla en 3 sesiones de 15 repeticiones. Conseguirás trabajar de manera global la musculatura de la parte superior del cuerpo, sobre todo la zona abdominal. Deberás notar una fuerte presión abdominal, signo de que el ejercicio se está realizando correctamente.

Plancha lateral

Acuéstate de lado en una colchoneta y, con una mano apoyada en el suelo y la otra pegada al cuerpo, elévate hasta que solo mantegas apoyado el brazo y los pies en el suelo. El brazo que está reposado en el suelo deberá flexionarse por completo. Después, mantén la postura 30 segundos. Sin repeticiones. Realiza el ejercicio por ambos lados. Trabajarás
los abdominales oblicuos y laterales. 

Plancha alternada

Apoya piernas y brazos estirados. Levanta el brazo derecho apuntando hacia delante y alineado con tu pierna izquierda levantada. Sostén la posición. Repite con ambos brazos y piernas para que el resultado sea equitativo. Recuerda que estimula tu capacidad para mantener el equilibrio. 

Levantamiento en V

Siéntate con las piernas flexionadas. Levanta las piernas estiradas hacia el techo a la vez que estiras los brazos. Aguanta 30 segundos. Repítelo una vez más. Es un ejercicio de fuerza, por lo que además de ejercitar el abdomen, mucho del trabajo lo focalizarás en la potencia y la fuerza.

No olvides de estirar bien el abdomen

Es fundamental el estiramiento antes y después. Ayúdate de una fitball. Apóyate frente a la pelota, presiona tu abdomen en ella y coloca las manos a cada lado. Extiende tu espalda estirando tus brazos y piernas, realiza una pausa. Luego, vuelve a la posición inicial.