Volver al pasado está de moda. Y más si hablamos de gastronomía. Las recetas de toda la vida y los sabores de siempre triunfan en los paladares más exquisitos. En Barra y Mantel lo saben y han apostado por desarrollar este concepto hasta el final. El buen comer y el buen beber se dan en este nuevo espacio madrileño que lleva dando que hablar varios meses. 

Un espacio que muestra su lado más sofisticado con un comedor inmejorable al más puro estilo parisino. Mesas redondas con blancos manteles de lino rodeadas de luz y paredes azules. Destaca su cocina vista junto a la mesa del chef. La más solicitada por su privacidad para tener la oportunidad de observar la preparación de cada plato.  El otro lado de la moneda lo muestra su barra. Interminable y perfecta para disfrutar de toda su oferta gastronómica. Miles de botellas, copas y baldosas hidraúlicas decoran este otro pilar de Barra y Mantel. 

Y es que…¿a quién no le gusta comer bien? Barra y Mantel ofrece buenos productos, todos de temporada y según la disponibilidad del mercado. Su carta se mantiene firme en sabores de toda la vida, apostando por platos que son inalterables con el paso del tiempo. El toque de actualidad lo aporta una presentación más moderna o un guiño personalizado.

Su cocina ofrece guisos de toda la vida. Garbanzos con rape y espinacas, verdinas con perdiz o callos de ternera son ejemplos perfectos de su oferta de cuchara. Las albóndigas de chuletón (elaboradas con carne madurada durante 50 días) y las conservas que proponen para el “vermuteo” son otros bocados muy apetecibles para comenzar a disfrutar su propuesta culinaria. Aunque sea como sea no puedes visitar Barra y Mantel y no incluir en tu comanda su ya exitoso plato de Canelones de solomillo y trufa. Exquisitos!

Barra y Mantel ha llegado para dar más sabor (si aún cabe) a la gastronómica calle de Jorge Juan. Este  nuevo huésped viene para quedarse y dar mucho que hablar (seguro que con la boca llena!).

¿Y vosotros de qué sois? ¿Barra o mantel?

Lo bueno: este restaurante cuenta con una cocina en horario ininterrumpido, pero para las tardes han diseñado una carta específica, más breve, que permite comer o picar de 16h a 20h, pensada para acompañar con un vino, como una tabla de quesos, conservas, ibéricos o bocatines.

Lo mejor: Su extensa bodega, impecable servicio y oferta gastronómica suculenta. 

Precio medio: 45-50€

Dirección: Jorge Juan, 50 Madrid. Teléfono: 91 064 45 98

@Mysevendays