Diez trucos caseros para cuidar tu pelo después del verano

El sol, el cloro de la piscina y el agua del mar pueden estropear tu pelo. Te damos algunos trucos caseros y recetas sencillas para aportarle un extra de cuidados al cabello ahora que se acaban las vacaciones.

Se acaban las vacaciones, volvemos a la rutina diaria y es el momento de hacer balance. Volvemos relajadas, con un bonito bronceado (las afortunadas)… ¿y el pelo? Bueno, es el momento de poner en práctica algunos trucos caseros porque está claro que el sol, la playa y la piscina no son los mejores amigos de nuestro cabello.

A continuación te damos algunos consejos fáciles de seguir, y recetas exprés de mascarillas que puedes hacer tú misma. En el mercado hay un montón de productos que pueden ayudarte, pero hoy te contamos cosas que también funcionan muy bien y que son caseras, caseras.

13Cuida la alimentación

Parece una obviedad, pero a veces nos olvidamos de que una buena alimentación es la clave de todo. Los ácidos Omega 3 y Omega 6, presentes en las nueces y en pescados como las sardinas, la caballa, y el salmón, hacen que nuestro pelo tenga más textura.

La vitamina C que encontramos en los cítricos y en las zanahorias, las calabazas, los melocotones y los albaricoques, que tienen carotenos, combaten la caspa y la caída del cabello.

Y no te olvides de beber mucha agua, no solo nos hidrata, también ayuda a nuestro pelo.

12Agua fría

El agua fría es todo un beneficio para el cabello y el cuero cabelludo: mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar los residuos del día, y aporta un extra de brillo. Pero no es necesario que te laves el pelo con agua helada, basta solo con hacer el último aclarado.

11Cortar por lo insano

Eso es algo en lo que coinciden todos los expertos: hay que cortar las puntas cada mes y medio-dos meses. Tanto si tienes el pelo largo como si no, un corte de unos 2-3 centímetros de puntas (5 si te atreves) ayudará a sanear los extremos y combatir la sequedad. Además, cortar ayuda a promover la fortaleza capilar. No es uno de nuestros trucos caseros… salvo que tengas mucha maña, pero funciona.

10Secar al aire

Evita el secador y las planchas. En esta época del año no necesitamos secar el cabello de forma artificial: tarda poquito en secarse al aire y es mejor evitar el secador, las planchas o las tenacillas en la medida de lo posible. En caso de no tener más remedio, siempre podemos hacerlo a temperatura media, ya que daña menos el cabello y aplicando previamente sobre el pelo un protector térmico.

9Aceite de oliva

No solo es fundamental en nuestra dieta mediterránea, el aceite de oliva es también el principal aliado para dar luz y suavidad a nuestra melena. Y este es el primero de nuestros trucos caseros: calienta media taza de aceite de oliva en el microondas y moja las puntas del pelo. Luego cubre tu pelo con un gorro de baño o con papel film o de plata y deja que actúe durante media hora. A continuación, aclara con agua templada.

8Aguacate

El aguacate es un superalimento. Tiene un montón de beneficios para nuestro organismo y te sirve también para preparar una fantástica mascarilla para tu pelo. Sólo necesitas pelar un aguacate y hacerlo puré. Después añádele dos cucharadas de aceite de almendras y póntelo de la mitad a las puntas. Deja actuar durante media hora y aclara con abundante agua fría.

Y lo mejor es que se pueden preparar infinidad de trucos caseros combinándolo con diferentes ingredientes: huevo, miel… Por ejemplo, si mezclas medio aguacate maduro con dos cucharadas de gel de aloe vera y una cucharada de aceite de coco tendrás una mascarilla antisequedad.

7Aloe Vera

El aloe vera sirve para un montón de cosas y es una planta muy fácil de tener y cuidar en casa. Tiene muchas propiedades para la piel… y también para el cabello. Por ejemplo, utiliza el gel de la hoja como mascarilla una vez te hayas lavado el pelo. Déjala media hora y después lava el pelo con agua templada.

Y si quieres una mascarilla superhidratante para después del sol necesitas 1/4 taza de gel de aloe vera fresco, 1 cucharada de aceite de almendras dulces, 1/4 taza de leche de coco y 20 gotas de aceite esencial de lavanda. Lo mezclas todo hasta conseguir una pasta homogénea y te lo aplicas con el pelo recién lavado. Déjalo actuar la tradicional media hora y aclara. ¡Listo!

6Yogur

El yogur, además de para mascarillas faciales, también se puede usar para el pelo. Mezclamos en un bol un yogur natural, una clara de huevo y el zumo de un limón hasta que quede una textura suave. Se puede aplicar desde la raíz hasta las puntas, o bien solo en las puntas. Deja reposar media hora (mejor si te pones encima un gorro de ducha o tápate el pelo con papel de aluminio) y acara con agua fría. Puedes añadirle si quieres un poco de miel.

5Plátano

Este es uno de nuestros trucos caseros preferidos. Para ello necesitamos un plátano maduro, una cucharada de miel, media taza de leche y una cucharada de aceite de oliva. Mezclamos en un bol el plátano, la miel y el aceite. Luego incorporamos poco a poco la leche y removemos hasta que quede una textura cremosa. Aplicamos la mascarilla sobre el cabello seco, lo cubrimos y dejamos actuar media hora antes de aclarar. El pelo nos quedará suave… y con un olor delicioso.

4Huevos

Ahora ya sabes que hacer si te sobra alguna yema de huevo en la cocina. Aprovéchala para preparar una mascarilla nutritiva. Coloca la yema en un recipiente y mézclala con una cucharada de aceite de oliva. Añade una cucharada de zumo de limón y remueve hasta lograr una masa homogénea. Ahora, sólo debes aplicar la mascarilla sobre el pelo húmedo durante 20 minutos y después enjuagar con agua templada para eliminar los restos.

3Miel

La miel endulza, previene resfriados, suaviza gargantas irritadas,,, y también nutre nuestro pelo. Calienta medio vaso de miel hasta que quede líquida y mézclala con un vaso de aceite de oliva. Luego aplica desde la raíz a las puntas y con el cabello húmedo y deja actuar durante media hora con el pelo envuelto en una toalla. Después lava para eliminar todos los restos.

2Coco

Esta mascarilla de aceite de coco va genial si tienes el pelo maltratado, seco o con las puntas abiertas. Necesitas entre 2 y 4 cucharadas de aceite de coco, que aplicarás con el pelo bien limpio y de medios a puntas, evitando siempre las raíces para que no se engrasen. Una vez bien repartido por el cabello, nos pondremos un gorro de baño y dejaremos actuar durante al menos 30 minutos. Si quieres un extra de hidratación puedes dejarlo varias horas. Luego lava el cabello con  normalidad. Puedes prepararla una vez a la semana.

1Argán

Una vez a la semana se puede aplicar en todo el pelo una cucharada de té mezclado con diez gotas de aceite de argán. Masajee todo el cuero cabelludo húmedo, incidiendo en las puntas. Deja actuar media hora y enjuaga.