Son poquísimas sus apariciones públicas, casi a cuenta gotas, por eso nos da una alegría cada vez que la vemos. Y siempre que se deja ver, Sofía Palazuelo lo hace con un impecable estilismo. Ayer fue una de esas ocasiones en las que la duquesa de Huéscar nos dio una lección de clase y elegancia. Para acudir al estreno de la ópera Il Pirata de Vicenzo Bellinien en el Teatro Real, uno de sus planes favoritos y una de las pocas veces en las que la podemos ver.

En esta ocasión, haciendo gala de su sencillez, pero a la vez especial estilo, optó por un look bastante abrigado. Combinando tonos crudos y tierras a través de un jersey y una falda midi, Sofía demostró que se puede ir a la moda sin pasar frío. Sin embargo, hubo un detalle que nos dejó de piedra. La esposa de Fernando Fitz James Stuart decidió añadir a su jersey de cuello alto un gran collar satinado. De exactamente el mismo color que su pelo, el efecto óptico que creaba nos hacía pensar que Palazuelo estaba usando su pelo a modo de bufanda. ¿Estará experimentando con nuevas formas de peinarse? ¿Ha querido innovar demasiado? Nada de eso, un complemento algo desafortunado que nos ha vuelto locas durante unos minutos.

1Dos eficaces pieazas

Un jersey beige, una falda midi blanca y unos zapatos de tacón en negro. A Sofía Palazuelo no le ha hecho falta nada más para acudir a la ópera y a nosotras nos encanta.

2Elegancia y estilo

Sin duda, la duquesa de Huéscar es todo un ejemplo a seguir en cuanto a moda se refiere. Sencilla pero elegante, consigue que todos sus looks sean de 10.

3Un collar de trampantojo

Sin embargo, en esta ocasión hemos encontrado un detalle que no nos ha gustado tanto como nos gustaría. Se trata de este collar trampantojo que, al ser de exactamente el mismo color que su pelo, se funde con este creando un efecto óptico bastante poco favorecedor.

4Mismo color, mismo efecto

Como si se tratase de un gran mechón de pelo rodeando su cuello, Sofía Palazuelo parecía haber estado probando peinados locos antes de salir de casa.

5Cuando descubrimos la verdad

Al girarse, respiramos aliviadas al descubrir que se trata de un collar que, aunque no es una buena elección, siempre es mejor que una alocado peinado.

6Un broche que es un alivio

Sabíamos que Sofía Palazuelo no podía haber cometido tan semejante error, por eso, al ver el broche del collar, nos quedamos mucho más tranquilas. Sigue sin encantarnos, pero no es tan grave como pareciese.

7Dos entradas para la ópera

Los duques de Huéscar suelen ir con cierta frecuencia a la ópera y son algunas de las contadísimas veces en las que podemos disfrutar de su estilo.

8Su plan favorito

O asistiendo a bodas o en la entrada y la salida del Teatro Real, Sofía y Fernando se dejan ver bien poco.