Para conseguir este estilo apuesta por una base en verde y que sea lo más realista posible: guirnaldas de aveto mezcladas con hojas de heucaliptus y hiedra, por ejemplo. Pero también puedes usar falso musgo para cubrir un mueble o acompañar un rincón con decoración navideña. Juega con formas de animales, como pájaros, mariposas o incluso zorros o el uso de plumas como elementos decorativo en jarrones o cubriendo bolas de Navidad.

Las velas y las guirnaldas de luces ayudan a crear un ambiente mágico y más cálido. Las ramas secas crean volumen y le dan más realismo al montaje. ¿Y los regalos? Con papeles atrevidos, fuera lo tradicional: colores, texturas, estampados de hojas y plumas. Y el resultado no puede ser más Chic y sofisticado, a la vez que nos hace soñar con una Navidad llena de sorpresas y magia, mucha magia. Y para tu casa, ¿en qué te inspiras para decorar la Navidad?

Para más información y Shopping en:

Más contenido