¿Qué es?

Las revisiones periódicas de salud son una forma efectiva de tratar, detectar y prevenir enfermedades. Un Chequeo médico comienza en la consulta con un especialista en Medicina Interna. Tras la misma, el médico determina, en función de varios elementos (factores de riesgo, edad, sexo, síntomas, exploración física, antecedentes personales y familiares, hábitos, etc…) qué exploraciones complementarias necesita el paciente.

¿Cuándo hacerlos?

ASESOR: Dr. Óscar Beloqui Ruiz (Director de la Unidad de Chequeos de la Clínica Universidad de Navarra)

El momento de hacerlo lo decide el paciente pero, en general, se recomienda que antes de los 30 años debemos descartar, al menos, la presencia de hipertensión, diabetes e hipercolesterolemia. Si todo está bien, y la persona se encuentra asintomática, es a partir de los 40 o 50 años cuando podemos iniciar un plan de revisiones más periódicas. La frecuencia de las mismas depende mucho del estado de salud de la persona ya que, dos pacientes con la misma edad, pueden precisar atenciones totalmente diferentes.

¿Qué precio tiene?

Las pruebas que se realizan en un Chequeo son diferentes en cada persona o, en el mismo paciente, en diferentes momentos. Por ello el precio de un Chequeo puede ser muy variable, en función de las exploraciones realizadas. En general el precio puede oscilar entre 1.500 y 3.000 €.

¿Qué pruebas incluyen un chequeo?

Habitualmente se realiza una analítica, más o menos extensa, una evaluación de riesgo cardiovascular y alguna prueba de imagen. Pero pueden ser necesarias otras pruebas, como endoscopias digestivas, despistaje de tumores, densitometrías, evaluación visual o audiométrica etc… Debe ser el médico quien, en cada caso, personalice y ajuste el chequeo a las necesidades de cada paciente.

¿Cuándo se obtienen los resultados?

En los centros médicos que cuentan con Unidades de Chequeos todas las pruebas se realizan, en la mayoría de los casos, en el plazo de unas horas. Normalmente, al finalizar el Chequeo ya se han obtenido la mayoría, e incluso la totalidad, de los resultados; en consecuencia el paciente, antes de marcharse, vuelve a la consulta del médico para conocer cómo está su salud, qué recomendaciones debe seguir, qué controles periódicos necesita…