La agenda de Meghan Markle ha estado desde que llegó del viaje que realizó a África junto al príncipe Harry y su hijo Archie bastante despejada. Pero hoy la hemos visto en los actos conmemorativos del Día del Recuerdo, en la Abadía de Westminster. Una señalada fecha en la que se homenajean la actuación de los miembros de las fuerzas armadas y los civiles en la Primera Guerra Mundial.

La duquesa de Sussex ha elegido un look muy sobrio y discreto, totalmente adecuado para la ocasión, pero con unos detalles que lo convierten en absolutamente chic.
Meghan lució un vestido midi negro junto con un envolvente abrigo azul marino de pelo, que ceñía con un fino cinturón de piel. Fue en los complementos, con sus botas altas y sus guantes en negro, pero sobre todo, con el tocado de terciopelo azul con redecilla y lazo, de Philip Treacy, lo que hizo su estilismo más sofisticado.
La combinación del negro y el azul ya lleva tiempo siendo una de las preferidas de las fashionistas, y la duquesa de Sussex ha demostrado que es el mix más elegante.

Como todas las mujeres de la Familia Real inglesa, la cuñada de Kate Middleton luce los tocados con gran maestría. Un complemento que llevan en gran parte de los actos públicos y que la exactriz ha adaptado sin problemas a su vestuario mucho más chic.

 

 

 

 

1Meghan Markle, sobria y elegante

La duquesa de Sussex acudió a los actos conmemorativos del Día del Recuerdo, en la Abadía de Westminster, con un look tan sobrio como elegante.

2En azul y negro

Meghan Markle eligió un vestido midi negro con un abrigo de pelo en azul marino y botas altas.

3Cinturón y guantes

Cerró el abrigo con un fino cinturón de piel y no se olvidó de los guantes.

4El tocado

Lo más chic de su estilismo fue su tocado de terciopelo azul con redecilla y lazo, de Philip Treacy.

5Melena suelta

La duquesa de Sussex lució su larga melena natural, en lugar de uno de esos recogidos messy que tanto le gustan.

6Maquillaje

Como correspondía a la ocasión, el maquillaje fue muy natural.