El boxeo es un deporte que se ha convertido en uno de los entrenamientos de moda gracias a los grandes beneficios que tiene para la salud. En la actualidad, la percepción del boxeo como un deporte agresivo y violento es un concepto que está cambiando gracias a los beneficios que tiene para nuestro organismo.

Favorece tu cuerpo por dentro y por fuera

Dejando de lado el boxeo competitivo, el entrenamiento de este deporte disminuye al máximo los riesgos de una lesión, aumenta la posibilidad de estar forma, mejora la salud cardiovascular, libera estrés y tensiones, acelera la pérdida de peso, etc. Practica estos ejercicios y lograrás incrementar el tamaño, fuerza y definición de los músculos. Además, ¡quemarás calorias!

Calentamiento. 15 minutos

De pie, da un paso hacia adelante, dejando una pierna atrás, manteniendo toda la planta del pie apoyada en el suelo, notando así tensión en el gemelo. Repite 30 segundos con cada pierna.

Cardio: saltar a la comba. 30 minutos

Agarra la cuerda siempre por los bordes, lo más lejano posible y flexiona las rodillas levemente sin distanciar los pies del suelo mucho.

Musculación (pesas). 3 series de 15 repeticiones

Sentada, toma cada mancuerna en una mano. Apoya la mano izquierda sobre la cadera e inclina el tronco hacia el lado derecho sin girarlo y sin mover la cadera. Repite el ejercicio con el lado contrario.

Boxeo. 3 series de 15 repeticiones

Retrae la mano con la que vas a golpear hacia atrás y lanza el golpe con el hombro llegando a rozar el exterior de tu mentón. Este ejercicio es un auténtico quemagrasas. ¡Pruébalo!

Estiramiento. 10-15 minutos

Extendida sobre una esterilla boca abajo, con la ayuda de las manos, eleva el tronco todo lo que puedas, con la mirada al alto. Mantén la posición medio minuto.

Equípate con lo indispensable

Elige prendas con las que te sientas cómoda y fresca y asegúrate de que no opriman ninguna parte de tu cuerpo. Es importante que escojas tejidos que permitan la transpiración.