Después de llevar casi un mes sin salir de casa, y siendo conscientes de que aún nos quedan unos cuantos días más, si algo hemos aprendido es que la ropa cómoda es nuestra mejor aliada. Apenas salimos a la calle, solo en casos excepcionales como hacer la compra o sacar a pasear al perro y, aunque lo recomendable sea vestirse cada mañana, lo cierto es que el estilismo no está entre las cosas que más nos preocupan. No es de nuestras prioridades. Es más que comprensible. A pesar de todo, debemos no dejarnos llevar por la apatía y la desgana e intentar hacer de nuestra nueva y extraña vida, una vida en sí misma. Rutinas, horarios y planificación son fundamentales. Y vestirnos con ropa comfy y sentir que ha empezado un nuevo día es, sin duda, una de las claves. La influencers lo tienen claro. Es por eso por lo que ahora sacan a la luz de sus lámparas la ropa deportiva más fashion que hemos visto nunca. Tops, leggins, chándales… Prendas sport que además de cómodas son bonitas. Sin embargo, ha habido una en concreto que nos ha robado el corazón: el chándal tie-dye que ahora tienen todas y que nosotras necesitamos.

Se lo vimos a Dulceida ayer pero también lo compartió hace unos días Mery Turiel en su cuenta de Instagram y Laura Escanes ha hecho varios vídeos en Tik Tok luciéndolo. Y siempre, sea que sea la que lo lleve, a nosotras nos encanta. Ellas van cómodas en casa pero también van especialmente guapas y ahora, tú también puedes.

¿Dónde puedo conseguirlo?

Se trata de un chándal tan original como bonito compuesto por un pantalón, una crop top de tirantes y una sudadera crop con capucha. Tanto las mangas de la sudadera como el bajo de los pantalones es elástico y de estilo muy urbano, lo que hace que sean perfectos para andar por casa de la mejor forma. Sin embargo, si su patrón y forma nos gusta, lo que ha logrado enamoramos ha sido su estampado: estilo tie-dye en rosa pastel y blanco. Es apetecible, calmado, sencillo y muy original. Lo tiene todo para que nos encante y efectivamente, nos gusta y mucho.

El chándal pertenece a la marca de ropa online Öh My Collection que, aunque vende de todo tipo de prendas: vestidos de fiesta, jerséis, cazadoras, accesorios… Ahora triunfan con su línea de ropa para el hogar que es tan maravillosa que no sabríamos elegir solo una cosa. Stay Comfy, Stay Home, que así es como se llama la colección, tiene prendas deportivas e informales con las que ir mona en casa pero 100% cómoda. Aunque muchas de las prendas están ahora rebajadas, las piezas que conforman nuestro chándal favorito no lo están. Quizás, con el paso de los días. Actualmente, la sudadera puede ser tuya por 49,90€ y los pantalones tienen el mismo precio, también 49,90€. Sin embargo, si compras el chándal completo (hoodie y jogger) te costaría 89,90€, por lo que te ahorrarías unos diez euros. El crop top, que solo se vende de forma individual, cuesta 27€.

¿Puedo hacer mi propio chándal tie-dye?

Si ya tienes suficientes chándales y no te apetece gastarte dinero en otro más para la colección, tienes otra opción: hacerlo tú. Coge tu sudadera más aborrecida, tu camisa más sosa y esos pantalones que ya no usas y tíñelos siguiendo la técnica tie-dye. Es una sencilla forma de conseguir hacer de una prenda aburrida, un pieza única. En español, tie-dye se traduciría como atar y teñir, que básicamente son los pasos en los que consiste esta maravillosa y divertida técnica. La pusieron de moda los hippies en los años 70 y con sus coloridas (o descoloridas) prendas luchaban contra la moda más convencional y contaminante. Ahora, cincuenta años más tarde y sin moverte de casa, puedes ser tú la que lleve este llamativo estampado.

Para ello primero necesitas una prenda blanca. Puede ser una camiseta, un pantalón o una sudadera pero es importante que sea de un color claro para que así los colores se aprecien más. También tendrías que hacerte con un kit de tintes para tela. Aunque algunos supermercados los venden, si no los encontrases puedes hacerte con este de Amazon que funciona especialmente bien y cuesta 24,99€. Por último, pero no por ello menos importante, necesitas un cordón o hilo gordo y unos guantes para no pringarte. Una vez tengamos todos los materiales, hay que ponerse mano a la obra.

Tie-dye paso a paso

    1. Ponte los guantes. Así protegerás la piel y no acabarán manchada de tinte, que no es nada fácil de eliminar.
    2. Enrollamos nuestra prenda blanca de la forma que más nos guste con el cordón. Dependiendo de la forma que hagamos al enrollarla, el estampado resultante será uno u otro. Si buscas que sea desigual y relajado, como el del chándal de todas las influencers, lo mejor es que hagas un rollo sin mucho orden ni concierto. Simplemente arruga la camiseta y átala fuertemente con tantos cordones como te apetezca. Así crearás un patrón tan bonito como arbitrario.
    3. En un cubo o barreño, debemos introducir el tinte del color o colores que nos apetezcan, siempre siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez lo tengas preparado, comienza a meter la prenda por las zonas en las que te apetezca darle más intensidad o, por el contrario, puedes sumergirla por completo.
    4. Déjala secar sin quitar los cordones.
    5. Abrir y ver el resultado final. ¡Tachán! Ya tienes nueva prenda favorita.