Si J Balvin, el cantante de reguetón más conocido del momento, ha sacado hace unos días un álbum titulado Colores será que estos son verdaderamente importantes. Los colores influyen de forma directa en nuestro estado de ánimo. Hay infinidad de tonos y todos ellos tienen un impacto diferente en cada una de nosotras. La elección de las prendas con las que vamos a vestir en un día concreto o de la pintura con la queremos decorar nuestra pared tiene una relación muy estrecha con nuestras emociones. Hay colores que nos afectan positivamente y nos hacen más felices y otros, por el contrario, que nos pueden afectar de forma negativa. Es importante conocer qué nos aporta cada color para así poder elegir prendas de un color u otro según nuestra situación.

Psicología de los colores

Existen multitud de estudios que lo corroboran y muchísimos psicólogos que han investigado sobre el tema. La forma en la que nos afectan las diferentes tonalidades es igual para todas.  Independientemente de nuestro género, edad, estatus social u origen. Está más que demostrado que los colores cálidos, como el rojo, el naranja o el amarillo, activan nuestro sistema nervioso. Es decir, son capaces de recargarnos las pilas. En cambio, los tonos más fríos, como el azul o el verde, suele apaciguarnos, calmarnos y hasta consolarnos. Es importante, por tanto, que sepas elegir bien los colores de tu look según te encuentres o dependiendo de lo que necesites. ¿Que quieres un chute de energía? Lo mejor es que apuestes por un vestidazo rojo. ¿Que, por el contrario, prefieres relajarte un poco? Viste una camisa azul celeste o plántate una falda verde esperanza. Los colores, como la música, ayudan a mejorar tu estado de ánimo.

Sin duda, las grandes expertas en utilizar los colores más efectivos en sus looks son nuestras royals favoritas. Letizia se siente segura y fuerte vistiendo de rojo, a Meghan Markle le encanta  llevar prendas en el más intenso morado y Máxima suele apostar por los tonos más estridentes de la paleta, como el naranja o el amarillo. Rania, al contrario que la de Holanda, jamás vestirá de esos colores, ella prefiere los tonos más oscuros. No como Isabel II que tiene en su armario el mismísimo arcoíris y sabe llevar cada color como si fuera su favorito. Pero… ¿cómo nos afecta cada uno de los tonos de la paleta a nuestro estado de ánimo? ¡Toma nota!

1Amarillo

Es uno de los colores más llamativos del arcoíris y, sin duda, el más brillante. Aunque esté relacionado con la mala suerte, te recomendamos que te dejes de supersticiones y lo vistas, ya que suele aportar optimismo, creatividad y seguridad.

2Naranja

Si estás desanimada y necesitas un chute de energía, el naranja es el color que mejor te vendrá. Es un tono que consigue cargarte las pilas. No es el más fácil de vestir pero sí uno de los más efectivos.

3Rojo

No hace falta que os lo diga: el rojo más intenso es el color de la pasión. Aporta fuerza y seguridad, y a veces hasta agresividad, por lo que hay que tener cuidado.

4Rosa

Como el rojo o el naranja, es uno de esos colores que consigue activarte. Sin embargo, en su versión pastel, puede ayudarte a mantener la calma. ¡Sirve para todo!

5Morado

Es uno de los colores favoritos de Meghan y es que es un tono con mucho que aportar. Al ser la mezcla entre el rojo y el azul, te ayudará a pisar bien fuerte por donde pases a la vez que te calmará. ¿Se puede pedir más?

6Azul

Al contrario que el rojo, este es el color de la calma y de la tranquilidad. Si necesitas algo de paz, te recomendamos que lo vistas en cualquiera de sus versiones.

7Verde

Ay, el color de la esperanza. Este tono ayuda a mantener un equilibrio mental aunque también consigue mantenerte alerta. Es la mezcla perfecta entre el armonioso azul y el enérgico amarillo.

8Blanco

Los tonos blancos y beige, como bien sabréis, ayudan a calmarnos en momentos de estrés. Si sientes cierto nerviosismo o inquietud, conseguirán mejorar esa sensación.