Clases de yoga con Cristina Brondo y sus trucos de bienestar

Cristina Brondo es actriz, madre, adicta a la vida sana y, dentro de muy poco, experta en macrobiótica. Hemos pasado una tarde con ella haciendo yoga y descubriendo los trucos del bienestar vital. Realizando los ejercicios adecuados a través de diferentes posturas, conseguirás una figura perfecta. Echa un vistazo a las posturas más completas que Cristina nos ha enseñado.

5Utrasana (postura del camello)

Se expande el pecho mientras se estira todo el cuerpo. Las manos deben descansar sobre los talones sin apenas hacer fuerza. Las caderas deben intentar ir hacia delante y la concentración debe estar en arquear la columna. Mantener la postura durante 10-20 segundos. Es idóneo para la corrección postural. Ojo si tienes la presión alta: activa la circulación.

4Paripurna Navasana (postura de la Barca completa)

Es una postura genial para los músculos de la espalda y el estómago. Es ideal para prevenir problemas lumbares. Mantén la postura durante unos 20-30 segundos respirando uniformemente. No se debe realizar en caso de tener alguna lesión en la espalda.

3Paschima Namaskarasana

Es una postura ideal para crear una gran extensión y movilidad en los hombros espacio en las axilas y pectorales. Aumenta la extensión de los pectorales, la rotación externa del hombro y la movilidad de la axila.

2Padmasana (postura del loto)

Es una postura clásica, pero difícil de mantener. Tiene numerosos beneficios ya que la mente se relaja mientras la parte inferior de nuestro cuerpo descansa y la espalda permanece erguida. Se deben alternar la posición de los pies y mantener las palmas hacia arriba. Mantén de 30 a 60 segundos. Ideal para masajear los órganos abdominales y estimular la pelvis.

1Vrkasana (postura del árbol)

El pie se enraiza a la tierra mientras las manos y los brazos intentan alcanzar el cielo desde el centro de la pelvis. Favorece la concentración mental. Ideal también para abrir el pecho, tonificar los hombros, fortalecer músculos. Si tienes tensión alta, no subas los brazos.