Cindy Crawford y Kaia Gerber, la pareja de madre e hija más famosa (y estilosa) de todo Hollywood salieron ayer de noche de chicas por Nueva York y lo hicieron, como siempre, derrochando glamour. Las dos modelos eligieron una de las prendas estrella de los últimos años, el blazer, aunque cada una decidió llevarla muy a su manera.

La compañera de Carla Bruni y Naomi Campbell entiende mucho de moda y se nota. Mamá Crawford apostó por llevar un total look negro en el que la americana hacía las funciones casi de camiseta. Como si se tratase de un mono, el blazer combinaba a la perfección con los pantalones que eligió para salir a cenar con su hija.

Kaia, por su parte, quizás más juvenil y arriesgada, eligió un mini vestido negro que acompañó con un maxi blazer granate, un choker y, según si la miramos a la entrada o a la salida, unas finísimas sandalias o unas botas de cuero negro. Ambas opciones, todo un acierto.

1Madre e hija en Nueva York

Cindy y Kaia apostaron por la tendencia blazer en su noche de chicas por la ciudad norteamericana.

2El estilo va en la sangre

Las dos, que vayan donde vayan derrochan estilo, son referentes en el mundo de la moda sobre la pasarela pero también con sus streets styles.

3De elegante negro

De total look en negro, con un conjunto monocromático, Cindy Crawford apuesta por la elegancia más clásica.

4Blazer mono

Pantalón y blazer, como si se tratara de un elegantísimo mono, la madre del clan Gerber eligió un look más que sencillo y acertado.

5La nueva camisa

Sin duda, el blazer es una de las prendas estrellas de la temporada. Funciona casi como una camisa y, en la mayoría de los casos, se lleva sin nada debajo. Un elección arriesgada pero siempre acertada.

6Siguiendo los pasos de su madre

De tal palo tal astilla. Kaia Gerber sigue los pasos de su queridísima madre dentro y fuera de las Fashion Weeks.

7XXL

De estilo muy diferente al de su madre, la joven modelo eligió un maxi blazer en tono granate que, por su tamaño, casi funciona como mini vestido.

8La efectividad de la sencillez

Dos sencillas piezas bastaron a la pequeña Kaia para conseguir un look más que efectivo. Ella sabe muy bien qué llevar y tiene a quien imitar.