Pocas famosas hay tan poco discretas como Céline Dion. A ella le encanta llamar la atención con sus looks y aprovecha cualquier ocasión para combinar prendas de la forma más loca y divertida. A veces acierta y otras, muy a nuestro pesar, fracasa estrepitosamente. Sin embargo, en todo momento se aleja de la sencillez o del minimalismo. Ya sea para pasear un día por las calles de Nueva York, para pisar una alfombra roja o para subirse a darlo todo a un escenario, la cantante canadiense siempre apuesta por el más es más. No hay básicos en su armario, y si los hay, solo existen con la condición de que debe combinarlos con las prendas más extravagantes.

No hay más que hacer un repaso por todos los eventos a los que la cantante ha acudido para darnos cuenta de que Céline Dion no sabe lo que es la sencillez. No la conoce ni le interesa lo más mínimo. Colores vivos, formas alocadas y extravagancias superlativas, así son sus looks.

1Street styles de infarto

Que Céline lleve un bolso Céline es, cuanto menos, paradójico. Así es ella. Hoy mismo la hemos podido ver yendo a comer a un restaurante con un look de lo más llamativo. Vestida de cabeza a pies de Marc Jacobs, la cantante ha acaparado la mirada de todo el que pasaba por allí. Jersey-cuadro, pantalones denim en forma de globo, camisa romántica y botas altas, era imposible no fijarse en ella.

2Explosión de colores

Vestida de los pies a la cabeza de Marc Jacobs, la cantante canadiense más que una artista internacional parecía un dibujo animado de Cartoon Network con este look. Una parodia de sí misma que, aunque nos hace gracia, no somos capaces de entender.

3Gala Met

Céline Dion es una de las imprescindibles en la Gala Met y este modelo dorado de flecos de Oscar de la Renta coronado con un impresionante tocado con plumas que llevó el año pasado nos deja claro el porqué.

4De concierto

Si ni en la calle ni en la alfombra roja sabe pasar desapercibida, tampoco va a apostar por la sencillez en sus conciertos, donde ella es la indiscutible protagonista. Uno de sus looks más llamativos fue este conjunto de pantalón negro y camisa blanca de Alexandre Vauthier. Aunque pueda parecer simple para ella, las mangas farol tamaño XXXL dan el toque Céline que tanto nos divierte.

5Abrigos peluche

Céline Dion no entiende de límites ni de sencillez. Pudiendo llamar la atención, no busca ser comedida. Para pasear por las calles de Nueva York este invierno, la cantante se atrevió con un llamativo total look en azul turquesa de la cabeza a los pies de la colección otoño invierno 2019/2020 de Max Mara. Nos llamaron la atención su abrigo de lana y la minifalda del mismo tejido pero todavía nos resultaron más sorprendentes sus complementos: botas mosqueteras de print de cocodrilo sobre medias, también azules, y riñonera cruzada al pecho, de lana como el abrigo y la falda. ¡Tan llamativo como estridente!

6Glamour y extravagancia a partes iguales

El mismo día, horas más tarde, volvió a aparecer por las calles de Nueva York y volvió a demostrar que los looks arriesgados son lo suyo. El protagonista fue su voluminoso chaquetón de pelo de rayas en blanco y negro, sus medias de cristal y sus stilettos negros. Algo más discreto que el anterior, pero igualmente no apto para las mentes más convencionales.

7Una auténtica super estrella

Si en la calle no se corta ni un pelo, sobre el escenario no hay quien la pare. En sus conciertos la cantante canadiense utiliza looks de lo más alocado. Este mono azul eléctrico con magas abullonadas es un perfecto ejemplo. Acompañado por unas gafas de sol al más puro estilo mosca, lo convierten en toda una exageración fashionista propia de la artista.

8Paris Fashion Week

La cantante canadiense siempre es la más extravagante y atrevida con sus diseños de Alta Costura, en este caso, eligió un espectacular y vertiginoso vestido de Iris van Herpen. Papiroflexia hecha en tela, no puede ser más alucinante (y llamativo).

9Semana de la Alta Costura de París

Siempre que acude a un evento o fiesta, ella elige un estilismo tan extravagante como atractivo visualmente. En esta ocasión, la artista apostó por un conjunto de jersey y pantalón negro, sobre el que se colocó un abrigo degradado en rojo con varias capas de tul y cinturón de terciopelo. Para rematar el glamuroso y llamativo look, nada mejor que los guantes de cuero y las gafas retro que se colocó. Ella sabe dar el cante mejor que nadie.