Celebra tu boda de una manera muy especial con la esencia del siglo XVIII

Construido sobre unas bodegas del siglo XVIII, La Bodega de Quintín es un hotel rural que busca recuperar la esencia y la tradición propias de esa época. Este enclave único, que con su nombre rinde homenaje a Quintín, un carismático y reconocido viticultor afincado en la zona, es un lugar acogedor y entrañable para celebrar bodas diferentes y especiales. Situado en pleno casco urbano de Villarejo de Salvanés, a sólo 48 kilómetros de Madrid, su jardín con piscina es perfecto para ceremonias civiles. Además, cuenta con una terraza destinada a cócteles al aire libre, tanto de día como de noche.

4El jardín perfecto para tu celebración

3Cuenta con un gran salón principal

En la parte inferior, la Bodega de Quintín dispone de un espacio al aire libre de menor tamaño, con una fuente y un jardín muy singular. El salón principal del hotel tiene capacidad para 220 personas, distribuidas en 22 mesas redondas.

2Habitaciones muy amplias y acogedoras

El colofón final a una boda distinta en Villarejo de Salvanés lo pone la discoteca de la Bodega de Quintín. Situada en la parte subterránea, junto a la bodega del siglo XVIII, ofrece a los novios servicios como candy bar, fotografías para el libro de firmas, etc. La discoteca garantiza un completo descanso a las personas que asistan a la boda, pero prefieran irse antes a descansar a cualquiera de las 10 habitaciones disponibles. Además, para celebrar el compromiso, la Bodega de Quintín regala a los recién casados una noche en la suite principal.

Igualmente, el Ayuntamiento de Villarejo también acoge ceremonias civiles y si los novios prefieren celebrar una boda religiosa, el lugar indicado será el Santuario de Nuestra Señora de la Victoria. Con una gran historia detrás, es un espacio íntimo que rinde homenaje a la patrona de Villarejo.

1Un servicio excelente para los recién casados

Durante la ceremonia y el banquete,  La Bodega de Quintín ofrece a los novios la oportunidad de hacer en este monumento su reportaje fotográfico. Asimismo, los invitados también pueden hacerse fotos para el recuerdo en este enclave único.