Ni las incorporaciones de los últimos tiempos a las familias reales europeas, como la reina Letizia, Máxima de Holanda o Kate Middleton, ni las nuevas generaciones en su propia familia, como su hija, Carlota Casiraghi o sus nueras, Tatiana Santo Domingo y Beatrice Borromeo, han podido desbancar a Carolina de Mónaco como la gran reina del estilo y la elegancia. Llega a los 63 año en el momento más plácido de su vida, disfrutando de su papel de madre, y sobre todo de abuela, y ejerciendo en muchas ocasiones de primera dama del Principado, donde vive junto a su hija pequeña, Alexandra de Hannover, desde que se separó de su marido, Ernesto de Hannover, en 2009.

Su vida ha pasado por muchas etapas. Los años díscolos de su juventud en los 70; un breve matrimonio con el playboy Philippe Junot; un matrimonio de cuento de hadas con Stefano Casiraghi; la tragedia de quedarse viuda con 33 años y tres hijos pequeños; la boda con Ernesto de Hannover, el marido de su mejor amiga; y los últimos años separada, pero no divorciada oficialmente.
Pero en los distintos avatares de la vida de Carolina de Mónaco, lo que ha permanecido inalterable ha sido su clase e impecable estilo, herencia directa de su madre, Grace Kelly.

Carolina no es clásica, ni todo lo contrario. No sigue las tendencias porque ella misma es capaz de crear moda. Y por encima de todo se ha mantenido leal a dos de los más grandes creadores. En su juventud fue Marc Bohan, el diseñador de Dior, y durante las tres últimas décadas Karl Lagerfeld, fallecido en febrero de 2019. Fiel a las creaciones que el káiser hizo para Chanel, la princesa monegasca jamás le «traicionó», ni en los grandes acontecimientos familiares, fiestas y actos oficiales del Principado, ni en sus looks del día a día.

Pasados los 60, Carolina sigue enamorándonos con todos sus looks. Siempre con un punto especial, y hasta divertido, pero adaptándose a los códigos que marca el protocolo. De gala, de sport, en la playa o en la nieve, jamás falla y es la mejor prueba de que el paso de los años el estilo sigue siendo todavía mejor.

1Carolina de Mónaco cumple 63 años

Separada desde 2009 de su último marido, Ernesto de Hannover, ahora lleva una vida tranquila en Mónaco, participando muchos actos oficiales, pero, sobre todo, disfrutando de su familia, en especial de sus siete nietos.

2Musa de Karl Lagerfeld

Fue la musa indiscutible de su íntimo amigo Karl Lagerfeld. La vistió durante más de 30 años, hasta su fallecimiento el 19 de febrero de 2019.

3Primer Baile de la Rosa sin el Káiser

En el primer Baile de la Rosa después de la muerte del diseñador, Carolina le hizo un homenaje luciendo un vestido de Chanel de alta costura de la colección Primavera Verano 2019. El último desfile en el que apareció el director creativo de la maison francesa.

4Homenaje a Lagarfeld

Carolina y su hija, Carlota Casiraghi, acudieron al homenaje a Lagarfeld en el Grand Paiais de Paris con unos estilismos en blanco y negro que encarnaban perfectamente el espíritu de Chanel.

5Día Nacional de Mónaco

En el último Día Nacional de Mónaco, la princesa de Hannover dejó patente que domina los códigos del protocolo, con su clásico abrigo azul, su tocado de redecilla y sus guantes.

6El clásico tweed

Los clásicos trajes de tweed de Chanel son básicos de su armario.

7De gala

Siempre ha sabido elegir diseños de gala con un toque especial, y este abrigo de terciopelo de Chanel es la mejor prueba de ello.

8Copiando a Letizia

A pesar de su estilo único, también hemos visto a Carolina imitando a Letizia, con el mismo vestido capa rojo de Stella McCartney que primero llevó la Reina de España. Aunque ella le pone el toque chic con los guantes blancos.

9Una princesa diferente

La mayor de los hermanos Grimaldi deja clara su personalidad, apostando por diseños (eso sí, siempre de Chanel) con los que pocas royals se atreven en sus recepciones y galas.

10Looks de verano

Fue una de las primeras en lucir los pantalones de seda estampados estilo pijama durante sus veranos en Capri.

11En la playa

Su maravilloso estilo queda patente hasta en sus looks playeros, como este vestido de crochet.

12Marinera deluxe

Durante los veranos su barco, el Pacha III, se convierte en el cuartel general de toda la familia, y allí Carolina también reina con sus estilismos marineros.

13En la nieve

También en invierno disfruta del esquí en las estaciones más exclusivas como Gstaad o Zurs. Sus looks allí también son perfectos.

14Princesa roquera

Pasados los 60, está perfecta con looks de inspiración roquera.

15Print animal

También se ha apuntado a la moda del animal print.

16Looks coloristas

Una camisa masculina blanca y una colorista falda larga estampada con coches de época. Solo Carolina puede enamorarnos con esta elección.

17Un toque de humor

Carolina de Mónaco también sabe reírse con la moda, y la mejor prueba es este vestido estampado con el cuerpo de una mujer desnuda.

18Siempre chic

No hay combinación más chic que el trench con el bolso Birkin de Hermès.

19Cuero y tweed

Vestida en total look verde, con pantalón de piel y abrigo de tweed.

20Cómoda, pero siempre elegante

Hasta con los looks más cómodos, la princesa monegasca no pierde absolutamente nada de su innata elegancia.

21Adelantándose a la moda

Carolina ya lució antes el estampado de pata de gallo, tan de moda esta temporada. Y lleva mejor que nadie el estilo masculino.

22Joyas reales

Entre sus joyas más poderosas destaca la Tiara Fringe, que aquí la vemos en la cena previa a la boda de Guillermo de Luxenburgo luciéndola como collar.

23Tocados y guantes

Es de las royals que mejor sabe lucir los sombreros y tocados. Y también de las que más utiliza los guantes, el complemento chic por excelencia.

24Gafas de sol

Tiene una gran colección de gafas de sol, aunque sus preferidas son las XXL.

25Bisuteria

Pero sobre todo, lo que más nos gusta es cuando la vemos con las llamativas y atrevidas piezas de bisutería.

26El anillo más sorprendente

¿Un anillo con el tapón de la botella de agua carbonatada Perrier? Carolina lo luce y no podemos se más fans.

27Excesiva

Carolina también es la mejor defendiendo los looks más excesivos y barrocos.

28Complementos originales

También Carolina es la única que se atreve a llevar un bolso como el teclado de un ordenador, y que nos encante.