Para Carmen Lomana encontrar un vestido que no recordaba tener en su amplio armario debe ser algo similar a lo que nos ocurre a nosotras cuando descubrimos un billete de diez euros en un bolso que llevábamos tiempo sin usar. Un inesperado hallazgo que nos alegra el día de la manera más tonta. Eso es precisamente lo que le ocurrió ayer a la empresaria y socialité. Lomana encontró entre sus miles de prendas un vestido que compró hace años y que, sin embargo, ahora está más en tendencia que nunca. Por lo que no dudó en ponérselo y presumir de modelito a través de las redes sociales.

La influencer, como no podía ser de otra forma, quiso compartir su alegría (y estilazo) con sus casi 400 mil seguidores y lucir su redescubrimiento a través de Instagram: «Ayer rescaté este precioso vestido de Marc Jacobs para Louis Vuitton. Lo compré durante un Festival de cine en Cannes y lo había olvidado. Volver a ponérmelo es estupendo, prendas intemporales como joyas», escribía orgullosa. Y lo cierto es que razón no le falta. El vestido de Carmen Lomana es, sin duda, una de esas prendas eternas que funcionan en cualquier situación y que jamás pasan de moda. Se trata de un vestido blanco satinado, de inspiración lencera, que esta temporada está más en tendencia que nunca.

El vestido más sensual y elegante

El vestido satinado y en color blanco fue, sin duda, el look más usado en la década de los 90. De estilo lencero, a veces con tirante espagueti y normalmente elaborado en seda o en algún otro tejido similar al satén, es un vestido que jamás pasará de moda. En todas las alfombras rojas había alguna celebrity que lo llevaba y siempre era un gran acierto y ahora, sin grandes eventos ni galas, se ha convertido en un vestido perfecto para las noches de verano.

El de Carmen Lomana tiene un detalle plisado en el bajo, a modo de doble forro y una espalda de lo más espectacular pero son muchas las famosas que lo han llevado en los últimos días con diferentes formas y estilos. Desde Tamara Falcó a Selena Gómez o Eugenia Silva, no hay famosa nacional o internacional que no tenga el suyo. Y no nos extraña. Es un básico que debes tener en tu armario y con el que triunfarás hoy y dentro de diez, veinte o treinta años porque jamás pasará de moda. ¡Haznos caso y hazte con un vestido blanco satinado!

1Carmen Lomana

Con detalle en el bajo, a modo de doble forro plisado, este vestido blanco satinado, de escote corazón y elegantes tirantes, es una auténtica maravilla.

2Marc Jacobs x Louis Vuitton

Firmado por Marc Jacobs para Louis Vuitton, esta joya del armario de Carmen Lomana.

3Una espalda de escándalo

El diseño tiene una espalda de lo más elegante, que entremezcla con lazos y nudos, los tirantes del vestido.

4Tamara Falcó

El pasado mes de febrero, la hija de Isabel Preysler se fue de viaje a Lanzarote, donde la vimos con un vestido largo cut out en tono topo de satén, firmado por Pedro del Hierro, que saca su lado más sexy y es ideal para las noches de fiesta de verano.

5Selena Gómez

Para la promoción de su último disco, Rare, con sonidos muy actuales pero también muy noventeros, la cantante eligió un look muy favorecedor totalmente inspirado en las estética de los 90. Un slip dress satinado, que combinó con botas altas y pendientes colgantes y brillantes, un estilismo que bien podría haber llevado Victoria Beckham en cualquier actuación de las Spice Girls.

6Eugenia Silva

La modelo también sabe que este es el vestido de la temporada, por ello no ha dudado en posar en su cuenta de Instagram con este fabuloso vestido largo de Adriana Iglesias.

7Mery Turiel

Siempre a la moda, la influencer ha dejado claro que ella sigue las tendencias gracias a este fabuloso vestido lencero con preciosos escotes laterales.

8Aretha Fusté

Ella es otra de las influencers que se ha unido a la moda atemporal de los vestidos blancos satinados. Ahora, con un poco de moreno, no puede estar más guapa.