Lo hace todo por complacer a su miles de seguidores (en su Instagram ya tiene más de 340.000) y durante estos días Carmen Lomana está abriendo su armario y deleitándonos con auténticas joyas, tanto en ropa como en complementos, que la convierten en una de las mujeres más elegantes de nuestro país. Primero fueron los bolsos, zapatos, lencería, las chaquetas de Chanel… Y precisamente ahora le ha llegado el turno a las joyas de verdad… aunque ella habla de bisutería.

Si ya nos dejó impresionadas con sus bolsos de Hermès y Chanel y con una colección de zapatos que nos provocó las mayores de las envidias, sus joyas tampoco se quedan cortas. La empresaria nos ha hecho todo un despliegue de collares, pulseras y brazaletes, también de las firmas más exclusivas. Comenzando por Gucci, aunque deja muy claro que los complementos que realmente le gustan de la firma italiana son los de sus comienzos, relacionados con el mundo ecuestre, y no los que ahora diseña el director creativo de la casa Alessandro Michele. Pero tampoco faltan en esta colección Dior o Balmain.

View this post on Instagram

#YoMeQuedoEnCasa

A post shared by carmen_lomana (@carmen_lomana) on

Sus piezas favoritas

Llamativos collares, grandes pulseras de eslabones, brazaletes y espectaculares pendientes de piedras de colores son algunas de sus piezas favoritas. Para nosotros auténticas joyas, aunque realmente como ella misma indica se trata de bisutería (eso sí, muy alta bisutería) porque en esta ocasión no nos ha mostrado ninguna de sus joyas con diamantes, zafiros, esmeraldas o rubís.

Carmen también nos ha descubierto una de sus debilidades. Los pendientes de Percossi Papi, que tienen a la luna y el sol como centro de sus diseños. Incluso ha realizado algún viaje a Roma solo para comprar alguno de sus pendientes.

Ya estamos deseando ver el nuevo capítulo de esta maravillosa serie que nos está alegrando los días en casa ¿con qué nos sorprenderá en su próximo vídeo? Porque aunque ella se queja de «la trabajera» que esto supone, sabe que sus miles de fans están esperando una nueva sorpresa y ella nunca nos defrauda.