Una de los mejores modelos del momento, también ha hecho sus pinitos como actriz, y ahora vuelve a su faceta de diseñadora de bolsos, que ya inauguró hace unos años creando una línea para Mulberry. Cara Delevingne lanza una colección cápsula para Balmain, de la mano de Olivier Rousteing, director creativo de la firma, que seguro se convertirá en el mayor objeto de deseo de las fashionistas para el próximo otoño.

Está formado por solo tres diseños, llamados Romeo, Twist y BBag, en cuero negro acolchado e inspirados en la estética motera, incluso con adornos de tachuelas y pinchos, pero cada uno con sus signos distintivos que les hacen apropiados para ocasiones diferentes. Para presentar la colección ha rodado un filme lleno de misterio, robo de joyas incluido, y un encuentro inesperado con el diseñador Rousteing.

Todos están realizados en la misma piel acolchada, pero con formas diferentes: cuadrado, tipo bombonera y redondo, que captan perfectamente su espíritu rebelde.
Cara Delevingne destaca como una de las modelos más camaleónicas, que fue comparada en sus comienzos con la mismísima Kate Moss porque, como ella, no responde a los cánones estéticos de las grandes tops, pero su personalidad la ha hecho llegar a lo más alto.