Convertirse en un icono de moda va mucho más allá de ser elegante. Son esas mujeres que con el paso de las décadas siguen siendo fuente de inspiración y tienen un estilo eterno que no entiende de tendencias. Incluso algunas hasta han tenido el privilegio de que las firmas más exclusivas crearan bolsos para ellas o se asociaran para siempre a su imagen. El Birkin de Hermès fue creado para la actriz y cantante Jean Birkin; el Kelly, también de Hermès, aunque diseñado en la década de los 30, siempre se asociará a Grace Kelly, o el Speedy 25 de Louis Vuitton, realizado a petición de la actriz Audrey Hepburn. Diana de Gales también tiene su propio bolso que ahora cumple 25 años: el Lady Dior. Desde que se lo regalaron en 1995, hasta su muerte, el 31 de agosto de 1997, fue su complemento preferido.

Todo comenzó en septiembre de 1995 cuando Lady Di presidió un cena de gala con motivo de la exposición de Paul Cezanne, en el Grand Palais de París, patrocinada por LVMH y Christian Dior. Bernadette Chirac, esposa del entonces primer ministro de la república francesa Jacques Chirac, pidió a la casa Dior un regalo especial para la princesa. Los diseñadores de la maison decidieron reeditar un pequeño bolso de mano de cannage, pero en piel, inspirado en el estilo de Napoleón III y las sillas Luis XV, que fueron usadas en los desfiles de la firma en 1947. Ademas, de  una de las asas colgaban unos charms con las cuatro letras que forman el nombre de la casa, en homenaje a los amuletos de suerte del propio Christian Dior.

El éxito del Lady Dior

Diana de Gales quedó tan encantada con el regalo que partir de ese momento no dejó de lucirlo, tanto en los distintos actos a los que acudía en su país como en los viajes al extranjero. En enero de 1996 el bolso llegó a las boutiques con el nombre de Lady Dior. Los responsables de la firma habían pedido permiso a la princesa del pueblo para bautizar al modelo con su nombre, y ella aceptó encantada.

El bolso se ha convertido en uno de los grandes bestsellers de la casa Dior. En todos estos años lo hemos visto en  muchas versiones, en tweed deshilachado, con las asas forradas con seda o serigrafiado y bordado con un motivo Toile de Jouy, pero siempre manteniendo el mismo estilo lady. Y ha conquistado a mujeres tan dispares y de distintas generaciones como  como Dita Von Teese, Charlene de Mónaco, Sharon Stone o Gala González.
Un modelo que encaja con vaqueros y con looks de fiesta; en la calle o en las alfombras rojas, y que ya es una de las piezas icónicas de la historia de la moda.

1Regalo a Lady Di en 1995

El bolso fue un regalo de Bernadette Chirac, esposa del entonces primer ministro de la república francesa Jacques Chirac, con motivo de la asistencia de Diana a la cena de gala para la inauguración de una exposición de Paul Cezanne en el Grand Palais de París. La Princesa también lo llevó en momentos de fiesta como en esta ocasión en el Museo Metropolitano de Nueva Yok en 1996.

2Su bolso preferido

A partir de ese momento el Lady Dior se convirtió en su bolso preferido, que lució en multitud de ocasiones tanto en Inglaterra como en los viajes al extranjero, hasta su muerte, el 31 de agosto de 1997.

3Bolso Lady

El modelo que la casa Dior creó para Diana fue la reedición de un pequeño bolso de mano de cannage, pero en piel, inspirado en el estilo de Napoleón III y las sillas Luis XV. Ademas, de  una de las asas colgaban unos charms con las cuatro letras que forman el nombre de la casa.

4En su honor

En enero de 1996 el bolso llegó a las boutiques con el nombre de Lady Dior. Los responsables de la firma habían pedido permiso a la Princesa del Pueblo para bautizar al modelo con su nombre, y ella aceptó encantada.

5Looks clásicos

Diana solía llevarlo con los looks más clásicos.

6Lady Dior que llevaba Diana tiene un precio de 3.500 euros

7Lady Dior versión mini 2.800 euros