Sitios para celebrarlo
Hotel palace de madrid. Clásico entre los clásicos, te recibirán con un cóctel bajo su espectacular cúpula. Tiene veinte salones, entre ellos Corte, Medinaceli y Neptuno, para celebraciones llenas de estilo. www.westinpalacemadrid.com
Abadía Retuerta: Un hotel de cinco estrellas ubicado en una antigua Abadía del siglo XII rodeada de viñedos, para disfrutar de una oferta vinícola y gastronómica del más alto nivel.
www.abadia-retuerta.com
El monasterio de san juan de los reyes. Es el edificio más representativo del gótico toledano y uno de los templos más bonitos de Europa En los jardines del monasterio, rodeado de cipreses, naranjos, granados y otras especies, se celebra el cóctel, mientras que en su bellísimo claustro tiene lugar el banquete, donde los invitados admirarán su espectacular arquitectura. El catering lo organiza otro clásico de la ciudad: el hotel Beatriz.
www.beatrizhoteles.com

El deseado momento tarta
No hay boda clásica que no se corone con la tarta nupcial. Y nada de nuevos experimentos ni diseños rompedores. La más tradicional de todas es la de cobertura de merengue decorada con flores de azúcar, de varios pisos con las típicas figuras que representan a los novios… Aunque la espada para cortarla ya es demasiado.

Arreglos florales
Desde las orquídeas a las hortensias, pasando por las rosas, peonías, tulipanes, calas y lirios. Estas son las flores más utilizadas por las novias clásicas para sus ramos y arreglos florales de la iglesia y banquete. Los tonos rosa, blanco y crema son los más demandados para los coquetos ramos redondos pequeños.

Damas de honor
Las amigas de la novia tienen un papel esencial. Es también la novia quien tiene que decidir el estilo de las damas de honor. Todas del mismo color, o como mínimo en la misma gama cromática, pero en cuanto al diseño, el que mejor se adapte a la figura de cada una. Eso sí, cumpliendo el código de vestimenta de una boda religiosa.