Las celebrities por todo el mundo están volviendo a mostrar su cara más solidaria para combatir la pandemia de coronavirus. Los últimos en poner su granito de arena ha sido el matrimonio formado por Blake Lively y Ryan Reynolds, quienes han decidido apoyar a quienes más lo necesitan donando 1 millón de dolares a dos bancos de alimentos: «Covid-19 ha impactado de forma brutal en los adultos más mayores y familias de bajo poder adquisitivo. Blake y yo vamos a donar 1 millón de dólares a Feeding America y Food Banks Canada. Si puedes donar, estas organizaciones necesitan nuestra ayuda. Cuidad de vuestros cuerpos y corazones. Dejad espacio para la alegría. Llamad a alguien que esté aislado y pueda necesitar contacto», ha manifestado el actor en sus redes sociales.

También la actriz ha querido compartir el mismo mensaje que su marido en su Instagram y ha aprovechado, como ha hecho él, para animar a la gente a que se cuide, y que a pesar de esta cuarentena se utilicen los medios técnicos a nuestros alcance para comunicarnos con los demás. La protagonista de Goosip Girl termina asegurando que todos podemos hacer algo los unos por los otros incluso estando en casa.

Sentido del humor

Pero el matrimonio no ha podido evitar su sentido del humor en sus mensajes, y mientras Ryan ponía un número de teléfono asegurando que era el de su amigo Hugh Jackman, aunque lógicamente era falso, la actriz convertía en objeto de la broma a su propio marido:«¿Alguien puede decirle a Ryan que el ‘distanciamiento emocional’ de su suegra no existe? Nada puede salvarlo» , eran las divertidas palabras con las que finalizaba el mensaje.

El caso de Blake Lively y Ryan Reynolds no es el único. Justin Timberlake, Natalie Portman, Ben Affleck, Vanessa Hudgens o las hermanas Gigi y Bella Hadid  también se han sumado a la iniciativa de donar dinero para ayudar a las personas más vulnerables, que en situaciones como la actual sufren todavía más.
Pero también en España cantantes como Alejandro Sanz o Juanes han querido que esta cuarentena se viva un poco mejor ofreciendo a través de sus redes sociales conciertos desde el salón de su casa para satisfacción de sus millones de fans.